Contralínea: Fusiones y disfunciones

Por Francisco Javier Villa

Es increíble el cómo las autoridades federales, estatales y hasta municipales se han insensibilizado de la gente y todo lo quieren ver como si fuera un negocio, hasta en la cuestión de la salud como que no les importa si hay o no médicos y medicinas que les permita a las personas que no pueden pagar médicos y hospitales privados para que los atiendan de sus males y curaciones.

La tan mentada fusión del IMSS, ISSSTE y el Sector Salud, dicen los que saben, que más que un paliativo que permita mantener saludable a la gente, con el simple dicho de que será parte del Seguro Popular, en donde será aplicable a todos aquellos que se inscriban al mismo, y que los millones de trabajadores se inscriban a fuerzas al Seguro Social (IMSS) o los empleados federales al ISSSTE, las cosas van a cambiar de manera radical en contra de todos, ya que, según afirman que si se atenderán a los afiliados, pero de enfermedades que curen con Paracetamol, curitas y con sobaditas, ya que si necesitan cirugías, curar cánceres y atender fracturas, tendrán que pagar una cuota que todas las veces será impagable para el enfermo, es más hasta la atención de partos y mucho más en cesáreas de nada les va a servir ese descuento obligatorio que les hacen en sus trabajos o sea que los sindicatos simplemente estarán como membrete, o sea que la tan mentada fusión será disfuncional para los trabajadores de cualquier tipo, pero a mí no me hagan caso, mejor vayan y pregunten a sus líderes sobre el caso, ya aseguran que el IMSS está en quiebra debido a los enormes gastos que tiene con los sindicalizados y hasta con los pensionados, que el gobierno federal casi, casi los está dejando abandonados, razón por la que su atención deja mucho que desear, muchos prefieren curarse con hierbas, con curanderos que ir a una clínica del Seguro Social, pues sienten el temor de que si entran vivos, difícilmente salen de la misma forma, mucho más si son mayores de edad o pensionados.

De por si también en el Seguro Popular las cosas no están del todo bien, pues en los hospitales atienden de mala gana algunas veces, hay muy pocos doctores y medicinas ni de milagro, las cosas empeoran si algún enfermo busca atención en las clínicas del sector salud, ya que hay muy pocos médicos, cierran temprano y no existe el servicio de urgencias, por las noches se recomienda no enfermarse, sólo que se tenga dinero para ir a un hospital privado y que soporte los cañonazos de los cobros que se hacen, si no tiene dinero mejor busque un médico en los Medasist o en las farmacias populares en donde les cobran barata la consulta, pero les recetan más medicinas que las que requiere y todas del slogan “lo mismo, pero más barato”.

En Nayarit la Secretaría de Salud a cada rato se infarta o por lo menos taquicardia, ya que por lo regular, dicen los que saben, es una de las “cajas chicas” del gobierno en turno y su presupuesto, por lo regular, va a parar a las campañas de políticos que no gastan de sus bolsillos para llegar al poder y eso merma el presupuesto para pagar por lo menos a los trabajadores del sector salud, provocando descontento e intranquilidad, pero no solo a los trabajadores, sino a toda la población que no encuentra atención, ni medicinas, mucho menos curación.

En Bahía de Banderas, por lo disperso de sus poblaciones, hace que las necesidades de atención médica se hagan grandes, y mucho más por las noches cuando todas las clínicas se encuentran cerradas, lo mismo pasa con las clínicas del IMSS, ya que ni la de Mezcales atiende urgencias y mandan a los pacientes hasta Puerto Vallarta o a Tepic, si es grave las personas pueden morir en el trayecto y del Sector Salud están los hospitales del Tondoroque y el de San Francisco, sirven cuando hay médicos o simplemente para canalizar a la gente, que tienen que aguantarse los dolores en fracturas pues no hay atención de rayos X y mucho menos traumatólogos.

A la gente la mandan al hospital regional de Puerto Vallarta que no se da abasto por lo grande de sus beneficiarios de aquel destino turístico de Jalisco y que algunas veces niegan el servicio a los de Nayarit por ser de otro estado, aunque en el documento del Seguro Popular no dice que es válido solo en Nayarit, es atención a nivel nacional, pero algunas veces les vale a los que reciben a los enfermos. Los servicios de salud en Puerto Vallarta han dejado de ser gratuitos, o al menos en el Hospital Regional, pues la falta de medicamentos e insumos clínico-sanitarios han obligado a los derechohabientes a tener que adquirir hasta los frascos de muestra para que les puedan realizar análisis.

Esta situación causa molestia entre los cientos de personas que acuden diariamente a este nosocomio ubicado en la colonia Magisterio, pues a pesar de que por disposición federal y de acuerdo con la legislación estatal los servicios de atención médica que brinda el Hospital Regional de Puerto Vallarta deben ser gratuitos para las personas afiliadas al Seguro Popular, esto no está ocurriendo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *