.DESTELLOS DEL SABER

Por el Ing. Ricardo Vidal Manzo

“LAS CULTURAS MEXICANAS”

“LOS OLMECAS”.-La cultura Madre mexicana se desarrolló durante el Preclásico Medio, 1500 años a. C.  Aunque se han encontrado indicios de su presencia en amplias zonas de esta área cultural, se considera que el área nuclear olmeca o zona metropolitana abarca la parte sureste del estado de Veracruz y el oeste de Tabasco. Se desconoce a ciencia cierta la filiación étnica, esto es, quienes son los ascendientes de este pueblo, aunque hay numerosas hipótesis que han intentado de resolver la incógnita de la identidad de los olmecas. En ese sentido, es necesario hacer la aclaración de que el etnónimo olmeca les fue impuesto por los arqueólogos del sigloXX, y no deben ser confundidos con los olmecas xicalancas, que fueron un grupo que floreció en el Epiclásico en sitios del centreo de México como Cacaxtla.

Durante mucho tiempo se consideró que la olmeca era la “Cultura Madre mexicana” de la civilización mesoamericana. Sin embargo, no esta claro el proceso que dio origen al  estilo artístico identificado con esta sociedad, ni hasta que punto los rasgos culturales que se revelan en la evidencia arqueológica son creación de los  olmecas del área nuclear. Se sabe por ejemplo, que algunos rasgos propiamente olmecas pudieron haber aparecido primero en Chiapas o en las Valles Centrales de Oaxaca.

Los Olmecas fueron los más antiguos escultores de Mesoamérica, trabajaron no solo las piedras duras, compactas y semipreciosas para sus tallas pequeñas, principalmente algunas jadeitas translucidas de color verde esmeralda, azul verdoso  y grisáceo en menor escala, la serpentina, la hematina y hasta cuantas amatistas de cristal de roca. No se sabe con certeza los procedimientos que utilizaban para lograr tales  piezas de talla exquisita y excepcional, sin equivalente en la calidad de sus pulimentos; se cree que por desgaste, a base de frotar con un instrumento duro que quizás fuera del mismo material. Algunas de estas piezas han sido encontradas por toda la basta zona de mesoamérica, hay algunas que proceden de Oaxaca, del occidente de México, de Honduras y de Costa Rica.

Los olmecas llegaron a un grado muy alto de desarrollo en todas las artes pero ninguna como la escultura. Casi todas ellas están realizadas en basalto y en andesita, piedras que no se encuentran en la región; los grandes bloques  en las que fueron talladas tuvieron, pues, que eran desprendidas de las canteras y transportadas a los sitios en los que se iban a colocar desde  distancias de más de 80 km. sin más ayuda que la fuerza humana, ya que debido a las condiciones  resultaba imposible utilizar bestias de carga.

Del cerro Cintepec proceden las grandes piedras de San Lorenzo y Laguna de los Cerros, de la Sierra Madre del Sur y del Volcán la Unión, las de la Venta, y del cerro El Vagía, las de tres Zapotes

Los escultores  Olmecas se inclinan por el manejo del volumen, o sea la masa de tres dimensiones contenidas por el espacio; ésta  se define por pensantes solidamente arraigada en la tierra; el ritmo interno de la forma cerrada; las salientes y los remetimientos se recogen creando una unidad plástica muchas veces caprichosa.

Los Olmecas poseían un conocimiento riguroso de la Astrología, vital para la dirección de la agricultura, y que también practicaban la escritura jeroglífica. En el año 1939, el investigador Stirling, encontró en Tres Zapotes, Veracruz algunas estelas Olmecas del mismo sistema del calendario Maya de la cuenta larga, pero de tres siglos anteriores. El año civil duraba 365 días y el religioso 260 días. Estas estelas partían de una fecha mítica, permite contar el tiempo con exactitud astronómica sorprendente y el número cero, dan una idea de la ciencia alcanzada por este pueblo. Espero que les haya interesado este Destellos. Ing. Ricardo Vidal Manzo.

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *