Contralínea

Por Francisco Javier Villa

Expo Ganadera, un evento que no se pierde

Del 15 al 19 de marzo, en un extenso terreno que se ubica por el camino del Paso del Guayabo, en donde el ayuntamiento escogió y le pidió a la familia Cárdenas se lo prestara durante las fiestas patronales de San José del Valle, se realizará la Expo Ganadera 2018, en donde también se ubicarán los juegos mecánicos, el palenque de gallos, la explanada para un evento masivo popular y los módulos en donde se expondrán diferentes tipos de ganados y que con un costo de 40 pesos adultos y 20 niños la entrada, se generará a la vez la entrega de boletos para la rifa de un auto, ahí, en esa expo ganadera, habrá de todo, desde música, diversión estará resguardada por elementos de la policía municipal, estatal, privada y personal de protección civil.

Ya que hablamos de corporaciones policiacas, tenemos que pronto, en Valle de Banderas estarán de nuevo, “juntos pero no revueltos” la dirección de Seguridad Pública Municipal que dirige atinadamente nuestro amigo Ricardo Guerra Sánchez y la subdirección de Tránsito Municipal que dirige Pedro Baños, mientras que la cárcel o reclusorio regional que se ubica en Bucerías ya está siendo atendida por el gobierno del estado y se están haciendo adecuaciones para dar al recinto mayor seguridad, en donde mandarán reclusos de mediana peligrosidad que se encuentran recluidos en el Venustiano Carranza de Tepic, pero que son o eran vecinos de Bahía de Banderas o Puerto Vallarta, por las visitas familiares, además que servirá como un paliativo para la promiscuidad que existe actualmente en el Cereso Nayarita.

Las oficinas de Policía y Tránsito ya se están construyendo cerca de la plaza pública de la cabecera municipal y se cree que a finales de este mes ya se haga el cambio de las corporaciones, en donde por cierto ya se establecen la construcción de celdas preventivas para los que realicen algún tipo de actividades delincuenciales.

Se me hizo interesante compartir a ustedes este artículo que me encontré en la red virtual y que pudiera servirnos de algo, este es: Al menos 1.4 millones de mexicanos desconocen que padecen hepatitis C.

La población en general, pero especialmente personas con factores de riesgo por el uso de drogas inyectadas o con perforaciones en el cuerpo, entre otras, deben realizarse la prueba de detección de hepatitis C, con el fin de prevenir la cirrosis hepática.

En el país se registran 19 mil casos de hepatitis C al año, de los cuales, al menos 1.4 millones de mexicanos viven con dicho padecimiento denominado “enfermedad silenciosa”, por lo que el se estima que 50 por ciento desconoce que la padece.

Ante este panorama, Mauricio Castillo Barradas, integrante del Consejo Mexicano de Gastroenterología (CMG) reiteró la importancia de diagnosticar de manera oportuna esta enfermedad crónica que ya tiene cura disponible en México.

“Es fundamental que la prueba para detectar la hepatitis C se considere para toda la población, con especial atención en personas que tengan factores de riesgo”, añadió el especialista.

Dijo que, de acuerdo con la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa), las personas que se ha realizado transfusión de sangre, tatuajes, hemodiálisis, hemofilia, operaciones y estar dudoso de haber tenido alguna transfusión, deben acudir a consulta a realizarse una prueba.

El médico hepatólogo recalcó que esta afección puede afectar otros órganos y al menos 74 por ciento de los pacientes presentan manifestaciones extra-hepáticas, lo que aumenta la carga de enfermedad, como insuficiencia renal, padecimientos cardiovasculares e incluso depresión.

Al recibir el diagnóstico, acotó, deben buscar apoyo familiar y solicitar información sobre la cura del mal, porque el virus de la hepatitis C (VHC) afecta la calidad de vida de las personas que lo padecen, lo que incluye autoestima, relaciones, productividad e incluso salud mental.

No obstante, aclaró que con los tratamientos disponibles en México, puede curarse dentro de un lapso de dos, tres o seis meses en función del genotipo y grado de afectación del hígado, pues son tratamientos antivirales de acción directa que tienen una tasa de curación de hasta el 100 por ciento dependiendo de la clase.

“El panorama del abordaje terapéutico de la hepatitis C crónica se ha transformado significativamente; sin embargo, los retos del tratamiento persisten para lograr el diagnóstico oportuno en los pacientes”, abundó.

Castillo Barradas hizo un llamado al público en general a realizarse la prueba de hepatitis C, toda vez que, en el mundo, 180 millones de personas son portadoras del virus.

“Las nuevas terapias representan un cambio en la historia natural de esta enfermedad con una alta probabilidad de cura y una nueva oportunidad de vida para los pacientes”, puntualizó.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *