PALESTRA

Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

Fue muy sonado el caso; El Tigre Toño repetía con Don Emilio como secretario de finanzas, ya con poder económico importante, pero menos que Los Menchaca; le pidió a Don Emilio que lo hiciera diputado federal; el viejo zorro de la política, sin mucho pensarlo, le contestó: la política, Toño, no se lleva con los negocios.

El Tigre creció sus negocios al amparo de Don Emilio, al que le prestaba dinero para que operara el gobierno.

Con los intereses levantó ciudad del Valle, amplió el Quevedeño y las empresas del Grupo Álica, se fortalecieron en número y capitales. Con el tiempo, El Tigre Toño aparece como candidato a gobernador abanderado por una alianza de partidos, logrando ganarle al PRI por primera vez en Nayarit, luego de que los mismos priistas votaron en contra de Lucas Vallarta Robles, para cobrarle la factura al ingeniero “dicel” Rigoberto Ochoa Zaragoza. Vuelve a derrotar al PRI en el 2017, aprovechando el generalizado descontento que dejara Roberto Sandoval Castañeda, quien abusó del poder contando con Edgar Veitia, Fiscal General que convirtió a Nayarit en un campo de concentración.

Paga los platos rotos Manuel Cota, el cual era secretario de elecciones en 1999 y encargado del jurídico Roberto Lomelí Madrigal; el mal gobierno de su compañero de partido acabó con el proyecto.

Hoy de nueva cuenta se denuncia que un gobierno estatal, el de Toñito, utiliza los dineros del pueblo para fortalecer las empresas del Grupo Álica; con pelos y señales, la valiente compañera Arcelia García Ortega, publica los pormenores de lo que se está haciendo en el régimen del Nuevo Tiempo para Nayarit. Pero lo que llama muchísimo la atención es el hecho de que Toñito haya desairado a la gente que desfiló el primero de mayo; en forma increíble, no estuvo en el balcón de palacio, para presenciar y saludar a las columnas de manifestantes, entre los que destacó el contingente del SUTSEM, mismos que prácticamente desenterraron el hacha de guerra, a casi nueve meses de que tomó protesta como gobernador el Licenciado Echevarría.

Los sutsemistas levantaron el plantón dándole otra vez la confianza al gobernador en turno, quien no prometió, se comprometió, a pagar los dos mil 700 millones de pesos que Roberto Sandoval no quiso cubrirles por diversos conceptos, entre ellos el Fondo de Pensiones. Hasta ahorita no cuentan con ello; los asesores de Toñito lo están mandando al precipicio; ya tiene dinero para pagar las becas, los útiles y los uniformes escolares, pero extrañamente no inician los pagos; ayer El Fugio Rodríguez, diputado local del PT y aliado de Toñito en la campaña pasada, se manifestó muy airado frente a Palacio de Gobierno; exige pronto pago para que no genere intereses políticos; no hay dinero, el cariño se va terminando en virtud de que la demagogia pretende suplir el amor que dan las obras.

Buenísima la ley de extinción de dominio, pero su aplicación debe ser pareja; o todos coludos o todos rabones, para que Polo Domínguez y otros miembros de la izquierda, queden fuera de sospecha. Vale que rindan cuentas de lo que hicieron durante sus pasadas encomiendas y justifiquen algunas residencias que presuntamente levantaron en Bahía de Banderas.  Se dice que David Guerrero Castellón, flamante titular de SEPLA, fue capaz de enchalecarse algo así como setenta millones de pesos; fue tesorero del Dr. Domínguez y quien le acarreó numerosas enemistades por su despótico modo de ser y gobernar. Recomendado por Polo, David Guerrero continúa haciendo de las suyas en el gobierno del nuevo tiempo para Nayarit, sabedor de que la ley no es pareja y no le pueden hacer nada mientras tenga semejante padrino.

No se vale tampoco que los funcionarios públicos amparados por el poder público, humillen a la familia, en este caso la del Presidente del Tribunal de Justicia Administrativa, Raymundo García Chávez, al que la Fiscalía, lo sacó junto con esposa e hijos, de la casa donde Mundito vivía. Y todo por algo que se presume; que yo sepa, el proceso en su contra quizás no alcance a concluir en los próximos tres años, pero en la vida existe un valor que se llama tolerancia; pudieron haberse esperado el tiempo necesario y cuando hubieran terminado los tiempos que marca la ley, entonces sí, incluso con amabilidad, pedirle que se saliera de su casa.

Lo cual tampoco hizo El Tigre Toño cuando se apropió de las tierras del Quevedeño; sacó a patadas a sus propietarios, aprovechando las influencias de que gozaba.

Nos quejamos cuando se utiliza en forma indebida el linchamiento político, pónganle que sí, que son unas fichas los procesados, pero mientras no existe el fallo de un juez, incluso ellos cuentan con el amparo de los preceptos constitucionales.

Yo me atrevo a decir que si, que Roberto Sandoval Castañeda y socios, son unas ratas sinvergüenzas, pero no se les puede comprobar nada de lo que les acusan.

Por ello la justicia de antes era perfecta, pues utilizaba la investigación y el interrogatorio policial en contra del infractor de la ley; hoy se presume culpable una persona por lo que dice la gente.

Desde luego que, por sentido común, el ciudadano que observa residencias lujosas, ranchos con ganado fino, granjas camaroneras, edificios de varios pisos, camionetas y autos lujosos en propiedad de equis funcionario, se pregunta de donde salieron los haberes para comprar los poderes; en uso de su justo derecho, pero hasta ahí; no se vale abusar de un poder obtenido con los votos del pueblo.

Y como dijo Rigoberto Ochoa Zaragoza en un momento de sabiduría, los matanceros de hoy serán las reses de mañana…PALESTRAZO: yo por mi parte pudiera temer que mis enemigos me acusen, pero de empobrecimiento muy explicable; lo demás será lo de menos, siempre y cuando no cause IVA.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *