PALESTRA

Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

 

Parece que se le componen las  cosas al luchador social Joel Murgo Huerta, fundador del sindicato que le fue confiscado por el Fiscal Edgar Veytia, para entregárselo al Gordo Bautista, quien ni suda ni se acongoja, confiado en tener el apoyo de las autoridades. Este  lunes, Murgo y su gente, tomaron las instalaciones de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, con la finalidad de que se le entreguen plazas y desde luego que ya lo dejen volver a las oficinas donde la misma Junta lo obligó a dejarla en manos de Toño Bautista, en aquella época que rifaba la pistola en caso de no obedecer las consignas del Diablo Veytia. Con esa presión, Murgo abandonó sus oficinas con todo y haberes, cosa que está reclamando, apoyado por un laudo concedido por el Tribunal Colegiado de Distrito. El pleito va para largo, sin descartar que Murgo y sus seguidores, vayan en cualesquier momento a recuperar por la fuerza, las oficinas del SITEM.  La sangre puede correr al río, por ello sería recomendable la intervención del nuevo secretario general de gobierno Antonio Serrano Guzmán, para que se llegue a un acuerdo entre las partes en pugna. Lo que también anda caliente es el pleito en contra de la Comisión Federal de Electricidad, al que se enganchan los partidos políticos y grupos de usuarios que no permitirán que les sigan llegando recibos alterados, aprovechando el año de Hidalgo. Subsisten fundadas amenazas de paralizar la paraestatal en todo el Estado, para que a Nayarit se le establezca una tarifa preferencial, habida sospecha de que contamos con tres presas generadoras de energía eléctrica y mientras los trabajadores y empleados de la CFE no pagan ni un quinto partido por la mitad, el pueblo subsidia lo que a otros no les cuesta nada.

Dos diputados locales, Fugio Ortiz del PT y Eduardo Lugo del PRD, encabezan este movimiento que seguramente terminará con buenas nuevas para la gente. Es cuestión de jugársela, como lo están haciendo también las organizaciones de productores cañeros que abastecen al ingenio de Puga, consorcio que les debe menos de 250 millones de pesos por concepto de liquidaciones a tres mil productores, quienes encabezados por  sus líderes Felipe Valle Guzmán de la CNPR y Olegario Gutiérrez Bañuelos de la CNC, tomaron pacíficamente las oficinas del Ingenio a eso de las siete de la mañana de ayer, esperando que los dueños de la empresa, resuelvan a la brevedad el conflicto; de inmediato se sumaron a la lucha, los representantes de los ejidos y desde luego el sindicato de obreros, los cuales igual que los cañeros, son explotados por los propietarios del Ingenio azucarero de Puga. Saludamos por ahí al famoso Pascual “Coquis” Miramontes, ex regidor priista y ex dirigente de los cañeros cenecistas, mismo que solito admitió haber sido secuestrado pero por una dama de buenos bigotes, con la cual piensa casarse en estos días de  calor y lluvia persistente. Como continúa siendo la crítica del pueblo hacia las autoridades de la UAN, nomás porque la gente desconfía del manejo financiero del rector Nacho Peña; ya nadie le quiere confiar un dulce al rector y para acabarla de amolar, el impuesto del 12 por ciento no llega al patronato administrador; es mucho el dinero que recauda gobierno del estado y los 20 ayuntamientos, pero los alcaldes simplemente se quedan con él, no existe otra explicación; lo gastan en otros rubros y que a la UAN se la lleve la tristeza.

Nacho Peña dice que no hay lana ni para sueldos pero se sigue pagando cada quincena; deben levantarle un monumento al Milton Romero que les presta de su percepción como vigilante. En el SPAUAN, por otra parte, ya despacha el ex presidente del patronato administrador del doce por ciento, Pancho Haro Beas, para que vean que Carlitos Muñoz, sin tomar en cuenta a la base sindical, decidió que Panchito sea quien abandere la causa de los docentes los próximos cuatro años. Malo para Carlitos, porque en unos días le lloverán carretadas de boñiga por andarse acelerando…PALESTRAZO: y el mitote que circula en Compostela es de los buenos, la alcaldesa Kenia Núñez Delgado amenaza con ondear la bandera de MORENA en lo alto de la Presidencia Municipal; interpretándose con ello que el partido de los azules deja de rifar en la señorial e histórica.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *