Javier Castellón es atacado para descartarlo de la competencia en el 2021

Más claro ni el agua, los mezquinos ataques en contra del Presidente de Tepic Javier Castellón Fonseca, tiene indiscutiblemente el objetivo de revertir la imagen positiva que la ciudadanía tiene del también ex Rector de la UAN y ex Senador de la República, para descartarlo de la competencia de la sucesión en el 2021, este es el verdadero blanco de las críticas y las acciones, que amenazan incluso contra la integridad física, familiar y social del alcalde capitalino.

Los autores intelectuales de esta dolosa campaña negra, tienen nombre y apellido, porque igualmente, la emprendieron en contra la Senadora Gloria Núñez Sánchez, a quien también ven como posible aspirante a la gubernatura; esto significa que el “parque” de los “influencers” “feisbuqueros” sale del mismo cajón, indudablemente apunta para un lugar, además del SUTSEM, ya que se ensañan contra quienes consideran adversarios, sin más argumento que la especulación.

Muchos de estos “perruchos” “escribidores”, que se escudan con el manto de un periodismo superficial y amarillista, son profesionistas fracasados, -“chayoteros de pedigrí”, dijera “el Pelón” Luis Manuel Hernández líder del SETUAN-, pero ahora, pululan en las redes sociales, que han adoptado como un modus vivendi mediante la extorsión, otros más, atacan bajo la cobarde sombra del anonimato a través de perfiles falsos, distorsionando la realidad con burdas mentiras, mal entendiendo la Libertad de Expresión.

No hay ningún dispendio de recursos en el Ayuntamiento de Tepic, es absurdo pensar eso porque simplemente no hay, lo de los préstamos millonarios a los regidores o funcionarios son un invento, una falsedad increíble, igual que se aumentaron los sueldos y otra serie de supuestas irregularidades que mencionan, como que tiene lleno de “aviadores” de la UAN; por lo que veo, los universitarios del equipo de Javier Castellón en el Ayuntamiento ya son jubilados, Alberto Rivera Domínguez, Arturo Ruiz y Luz María Narváez, por solo mencionar algunos, otros que llegaron por otra vía como el regidor Carlos Barrón, ya es jubilado también.

El Presidente Javier Castellón Fonseca, está haciendo un extraordinario esfuerzo para solucionar los problemas, con escasez de recursos y crecientes e históricas necesidades no atendidas en el pasado, un adeudo financiero millonario a largo plazo, heredado de anteriores administraciones por el orden de 220 millones de pesos, sumado a inexplicables y exagerados, pago de laudos por despidos injustificados del anterior trienio, que por no haberse hecho correctamente, la actual administración tiene que afrontar las consecuencias, todo en detrimento de las arcas municipales.

Cabe aclarar, que la reestructuración de esos 220 millones de pesos de deuda, permitió al Ayuntamiento, solicitar un financiamiento de otros 180 millones, que ya fueron aprobados por el Congreso del Estado, todavía no les llega el dinero, porque tienen que realizar un proceso administrativo, lo que tienen es una extensión de línea de crédito, que si se utiliza, se registra como deuda, si no la usan, no se marca como tal; aquí el alcalde Javier Castellón ha sido categórico, serán exclusivamente para realizar acciones en la mejora de los servicios, no para gasto corriente. Y es que Tepic tiene prioridades, que son las que destaca el Presidente Javier Castellón serán su tarea para los próximos tres años, como lo son los colectores de aguas residuales, la rehabilitación de las calles colapsadas, saneamiento y rehabilitación de las redes de agua potable, reparación de lámparas y la urgente regularización de la recolección de basura “no haremos obras de relumbrón inútiles, como los parques lineales, que costaron millones y no sirven más que para inundar la ciudad”, ha dicho el alcalde capitalino.

En el asunto de la recolección de basura, que hizo crisis la semana pasada, está a punto de ser resuelto, su origen es la falta de camiones recolectores, pero también la mano negra del SUTSEM, que boicotea el servicio para hacer quedar mal al Presidente Javier Castellón. Aquí el diagnóstico es que únicamente se recibieron 14 camiones, insuficientes para prestar el servicio a toda la ciudad, de los cuales se descompusieron cinco, quedando nueve en operación, que durante la semana pasada mágicamente de ser reparados, otra vez se averiaron causando un gran daño en las rutas de recolección, lo que provocó la evidente inconformidad social, que claro que sí, en este asunto tuvo metida la mano Águeda Galicia la líder del SUTSEM, que ordenó a los empleados de aseo público boicotear los camiones precisamente para detonar la ira social en contra del acalde.

El crédito de 180 millones de pesos solicitado por el alcalde Javier Castellón, serán para comprar 15 camiones recolectores, más otros cinco que donados por el Gobernador Antonio Echevarría, serán 20 camiones nuevos, más los 14 existentes reparados y rehabilitados, dan un total de 34 camiones recolectores de basura, para cubrir ampliamente las rutas de la ciudad. A ver si los sutsemistas, una vez que esté esta nueva flotilla, no se les ocurre boicotear su mecanismo para minar su funcionamiento.

Está claro que otro frente en contra del alcalde Javier Castellón Fonseca, es Águeda Galicia Jiménez, septuagenaria dirigente del SUTSEM, que lo que menos le importa es la productividad y la calidad en el servicio público de los trabajadores agremiados, le “vale madre”, ella su intencionalidad es netamente de intereses particulares de su grupo faccioso y facineroso, hasta un partido político con registro local está organizando, aliada precisamente con quienes quieren sacar del escenario al 2021 al alcalde de Tepic; del cajón sutsemista también sale “el maíz para los puercos detractores” de las redes sociales.

Águeda Galicia y el SUTSEM, no encajan en el disminuido PT, que ya tiene su propio cacicazgo con Jaime Cervantes, mucho menos en MORENA, en donde uno de los postulados de AMLO y de su cambio prometido, es la democratización de los sindicatos, en donde sean los agremiados quienes elijan democráticamente a sus representantes, además de la transparencia y la rendición de cuentas de sus cuotas; obviamente que la septuagenaria, acostumbrada a la riqueza que le ha brindado el control corporativo de los trabajadores, nunca aceptará ser un sindicato democrático ni transparente.

El punto del conflicto del Presiente Javier Castellón con Águeda Galicia y el SUTSEM, son los adeudos millonarios heredados, que irresponsablemente alcaldes de la era priísta les firmaron en su contrato colectivo, con algunas prestaciones que rayan en lo absurdo como un “bono de fin de trienio” o el “bono del día del burócrata”; hay que aclarar, que han hecho creer a la opinión pública, a través de estos “escribidores feisbukeros maiciados”, de que el Presidente Municipal “no les quiere pagar a los trabajadores”, lo que es falso de toda falsedad; a los agremiados al SUTSEM no se les debe un peso de sus sueldos y prestaciones de Ley desde que inició la administración de Castellón.

Incluso, el Presidente comenzó a abonarles esa deuda histórica de atrás para adelante, lo que no hicieron ni Polo Domínguez ni David Guerrero; porque en dado caso, si fuera irresponsable, únicamente les pagaría lo que corresponde a su periodo que iría en el orden de algunos 20 millones de pesos, pero no, comenzó a abonarles lo de periodos anteriores, como marca la norma porque es una adeudo institucional con el sindicato.

Esto es la muestra de que a Águeda Galicia, únicamente ve como un botín al Ayuntamiento, no le importa los servicios públicos, ni las obras, ni la seguridad; protesta y boicotea la administración de Javier Castellón, lo que no hizo ni con Ney, ni con Roberto, ni con Polo ni con David Guerrero; simplemente ahora, aliada con quienes anhelan la gubernatura después de Antonio Echevarría García, lo que le interesa es obtener su tajada de esos millones de adeudos, descontarles su “mochada” a los trabajadores a través de irregulares y no transparentadas cuotas, además de hacer su propio partido político, para presionar y obtener beneficios para ella y su grupúsculo de burócratas privilegiados, que en su vida han trabajado. Va.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *