Comentarios de la Bahía

Por Nayar Araiza López

El absurdo de los agitadores de Jarretaderas

Es un absurdo que los agitadores en Jarretaderas, de quienes están detrás adversarios políticos del alcalde Jaime Cuevas, inciten a los vecinos, que hay que aclarar no son la mayoría del pueblo, para que se opongan al embellecimiento y cambio de imagen que se construirá a la entrada de esta comunidad, gracias al donativo de 30 millones del grupo Vidanta.

Simplemente no entienden que este pueblo queda en un lugar privilegiado ya que al estar prácticamente en medio de un gran desarrollo turístico de clase mundial, se verá beneficiado con la llegada de más turismo, incluso para convertir a La Jarretadera en visita obligada por sus características de pueblo tradicional, en donde la plusvalía de terrenos y propiedades aumentarán su valor.

Es obligación del Ayuntamiento atender los requerimientos de arreglo de calles, introducción de alcantarillados y redes de agua, de recolección de basura; pero para este caso en particular, Vidanta al donar estos millones para el mejoramiento de la imagen urbana a la comunidad contigua a su desarrollo, contribuye a que se convierta en un destino turístico como pueblo tradicional.

Sin duda con este proyecto que mejorará la imagen de la entrada al pueblo «jalará» más visitantes, por lo tanto los comerciantes vendrán más, las cenadurías, marisquerías y taquerías venderán más, los taxistas tendrán más cortes, habrá más empleo para la gente de Jarretaderas, este municipio vive del turismo.

Pero eso no lo entienden estos anarquistas que promueven la división y desinforman a la gente. Estos agitadores de plano no tienen lado ya que también quieren fiscalizar un dinero que no es público, o sea quieren dentro de sus «grillas» de estos agitadores sugerir que «se lo van a robar», cuando es dinero privado de una donación, por lo que no hay figura jurídica alguna para tal efecto, que no sea informar que se invirtieron para lo que fueron donados.

Además 30 millones solo alcanzan para unas 5 o 7 calles arregladas, el beneficio sería para un reducido grupo de habitantes, en cambio, el embellecimiento de la entrada e imagen urbana, la plaza, las jardineras, andadores etcétera sería para toda la comunidad, tendrían una entrada digna que «jale» más visitantes. Insisto y reitero, es una grilla de la que están detrás adversarios políticos del Presidente. En fin, grillas van grillas vienen.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *