Contralínea

Por Francisco Javier Villa

Don Gato y Su Pandilla

No cabe duda que mientras más viejos nos hacemos, aparecen cosas que ni en sueño pensamos ver ya que de manera impune se recrea por todos lados el nepotismo, el arribo de amigazos, compadres, queridas y hasta familiares que sienten que todas las pueden en gobiernos que creímos no pasaría nunca por la dizque seriedad de los que encabezan los entes del poder político, aunque eso será tema principal en otra entrega pues ya estoy recabando datos “con pelos y señales” para que después no digan que no es verdad.

Todavía mantengo la esperanza de que las próximas campañas electorales del 2021, las que a pesar que faltan muchos meses comienzan las apariciones de cabezas de líderes sociales que trabajan a favor de que sus ilusiones se hagan realidad, algunos ya tienen el efecto social, su imagen poco a poco deja de distorsionarse, mientras otros que se creen seguros no saben que las cosas no son, ni serán como las tiene planeadas, puesto que la petulancia, la soberbia y más que nada la falta de humildad los colocan en sitios donde la gente ya los está tachando, aunque vale la pena decirlo, esos que le soplan por la espalda y al oído que le dicen como el espejito de la bruja de blanca nieves, que es el más bonito de todos, más que un favor le están haciendo daño y ese palacio de naipes pronto se tambaleará y será hasta ese entonces cuando se enterará que las cosas no fueron de esa forma que le decían.

Ya que hablamos de soñadores y de prospectos a un sitio dentro de la política para el 2021 hemos visto como Héctor Santana García se mantiene tranquilo, pero es seguro que su “corazoncito late” para volver a pelear alguna posición, Xavier Esparza García que aspira ser algo más que funcionario de alguna dependencia, es seguro que volverá a levantar la mano como lo están haciendo algunos que recogen simpatías por todos lados, pues ahora el panorama se ha vuelto más femenino que nunca, ya que las cuatro legisladoras (dos federales y dos locales) han manifestado que seguirán avante en su camino dentro de la política, tanto Mirtha Villalvazo quien espera el respaldo de MORENA presuntamente quiere ocupar por lo menos la alcaldía de Bahía de Banderas, aunque ella solo sonríe cuando se lo preguntamos, de la misma manera la legisladora federal Regalado del poblado de San Juan de Abajo dicen que pronto se pondrá a trabajar para llegar “calientita” en los momentos de las decisiones finales en el partido de AMLO.

En relación a las legisladoras locales, es seguro e importante que Yusara Ramírez la sobrina de Héctor Paniagua tenga la intención de participar y hacer el “caldo gordo” para que los que votamos tengan la opción de elegir al o a la mejor de las boletas electorales.

De la misma manera Karla Flores, la hija del primer alcalde de Bahía de Banderas, se dice que ya está pensando bien lo que seguirá en su camino de la política.

Pero no hay que dejar fuera al suertudote de Ismael Duñalds, que ha estado en el lugar correcto y a la hora correcta en el momento de las decisiones y claro, con la bendición de su padrino Guadalupe Acosta Naranjo quien de seguro le seguirá “dando la mano”.

Por cierto en unos meses más La Opinión de Bahía celebrará sus 13 años de vida, el número cabalístico que nos permitirá continuar bregando en el mundo de las letras en el papel, del que muchos se han retirado porque “metieron todos sus huevos” en una canasta y con que les hagan poquita “manita de puerco” se rinden, nunca pensaron, ni planearon que los políticos se irán y el medio de comunicación sigue su paso, eso, por lo menos a mí, en los 45 años redactando y trabajando con todos los géneros periodísticos, me lo han enseñado, razón por la que la tolerancia, la paciencia y hasta la prudencia me mantienen vigente, por cierto sigo carcajeándome de la aseveración que me hizo alguien de que “no somos pieza” para enfrentar a “los gigantes” como le dijeron alguna vez a Goliat y ahora la historia se cuenta diferente y la verdad a mí me da flojera hasta decirles sus verdades, pero más que nada sacar a la luz sus mentiras que son muchas y de las que hicieron que a Pinocho le creciera mucho la nariz, pues es seguro que la verdad duele, pero mucho más descubrir las mentiras, mientras tanto vamos a seguir haciendo lo que nos gusta y lo que nos permite la Libertad de Expresión. Al menos ahora si “ya me pusieron a trabajar” me quitaron del confort y a escribir Contralínea a diario otra vez, ah y pronto tendremos más vehículos llevando el papel a nuestros centenares de lectores que teníamos un poco olvidados, para que de verdad digan “que sólo imprimimos unos cuantos periódicos”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *