Política al Margen…

Lo barato sale caro

Por Jaime Faisal

Hemos leído a lo largo de estas últimas semanas como el gobierno federal, en su afán por cumplir al pie de la letra con su multicitado plan de austeridad republicana, aplica recortes a diversos programas para de algún modo intentar llegar a sus metas trazadas.

Ese actuar que sólo está resultando mediático para el mesías de Macuspana, está originando a la vez que el gobierno tropiece día a día, y en ocasiones, contra su voluntad, tenga que rectificar.

Un ejemplo que está en la mente de los ciudadanos (por aquello de la falta de gasolina), es la compra irregular en el extranjero de cientos de pipas para el transporte del combustible.

La compra, incumplió con los requisitos que establece la normativa -las unidades se adquirieron sin licitación- argumentando el gobierno una emergencia para “brincarse” ese fundamental requisito para transparentar la compra, además, claro, de que dichas unidades tampoco cumplen con las normas para el transporte de combustibles y materiales tóxicos.

Pero la tan cacareada emergencia como que quedó en el olvido, pues los ductos están abiertos, y de las famosas pipas ni sus luces. Andan cuidando los centavos y descuidando los pesos.

“Lo barato, sale caro”, ya sean pipas o un presidente…

En nuestro municipio -Bahía de Banderas- este miércoles en el fraccionamiento “Alta Vela” del grupo constructor “Ara”, un vehículo pesado reventó placas de concreto al transitar por una de sus deficientes y mal construidas calles.

Al término de la pasada administración pública municipal, la urgencia y desesperación por parte de la constructora para hacer la entrega formal de dicho fraccionamiento al municipio fue más que evidente. Lo que finalmente lograron.

Cuando la administración del actual presidente municipal Jaime Cuevas entró en funciones, se dieron cuenta de tal acción, pero como que dejaron todo de lado y dejaron que las cosas tomaran su curso y que el tiempo transcurriera.

Los vecinos del citado fraccionamiento han presentado denuncias por deficiencias ante la constructora y el ayuntamiento, y si bien es cierto que éstas no han sido permanentes, sí se han hecho constar.

Lo que llama la atención en este tema, es el hecho de que la autoridad municipal no haya actuado en su momento, que el cabildo siga siendo bastante pasivo ante los innumerables problemas con lo que tiene que lidiar día con día el ciudadano en él municipio, pero, sobre todo, que sigan presumiendo su incompetencia. Deben recordar que la incompetencia o ineficiencia en el servicio público, es sinónimo de corrupción…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *