Piden mayor control vigilancia en las calles y fraccionamientos

Además de la casi nula presencia policíaca en fraccionamientos, en donde algunos jóvenes, hasta después de la media noche, ingieren cerveza, incluyendo altos volúmenes de música, motociclistas producen más ruido

Luis Carlos Tejeda/La Opinión

Vecinos de diferentes fraccionamientos como Valle Dorado, Infonavit San José, Santa Fe, Jardines del Sol, Villas de la Bahía, La Primavera, Palma Real y muchos otros, se encuentran molestos por la casi nula presencia policiaca y que cuando los llaman asisten cuando les pega su regalada gana o de plano ni van, piden al gobierno municipal, en este caso al director de seguridad pública, Capitán Sergio Dávila que ponga más atención a este asunto, pues la excusa que da siempre es que no tiene vehículos para atender las emergencias de la gente y que el personal de tierra no es posible mantenerlos en zonas conflictivas como son muchos fraccionamientos.
Por lo regular los fines de semana, días festivos, muy cerca de algunos planteles educativos y por la plaza principal, como es el caso de un deposito que se encuentra en El Porvenir, que lo han convertido en una cantina, en donde a todas horas es usual observar que hasta mesas tienen y muchos borrachos se dan cita y beben tranquilamente con toda impunidad, ahí diversos grupos de jóvenes, dentro y fuera de sus vehículos, con alto volumen, causan escándalos después de la media noche.
Piden al director de la policía Sergio Dávila, que refuerce la vigilancia, a fin de que las personas que ingieren alcohol y drogas, no causen molestias a la hora de dormir.
Lo más grave es que los comerciantes, ejercen de manera irregular venta de alcohol, incluso se las ingenian para vender cerveza las 24 horas, ante la falta de mayor vigilancia por parte del gobierno local.
“La cuestión es que tanto los elementos de la policía local, como los inspectores de reglamentos, deben de redoblar la vigilancia, a fin de evitar que algunas personas, tomen alcohol, por las plazas públicas y áreas verdes, especialmente por la noche o madrugada.
Sin embargo, existen personas que ingieren alcohol, muy cerca de los planteles educativos, en pleno día. Aquí la situación es que los asistentes, ya ebrios, no respetan a los estudiantes, principalmente a las niñas, por tal motivo urge que intervenga la policía.
“Esperamos que a través de esta queja pública el responsable de Seguridad Pública, Sergio Dávila apoye con mayor vigilancia en los fraccionamientos antes mencionados, en donde por cierto también se han incrementado los robos en casas habitación y los asaltos a transeúntes.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *