Contralínea

Por Francisco Javier Villa

Valle Marlín, enmedio de la inmundicia

Es imposible pensar que en la dirección de Servicios Municipales en donde Ascensión Gil Callejas las cosas estén desarticuladas, que no se den cuenta que la falta de atención en el fraccionamiento Valle Marlín de Casas Geo las cientos de familias estén sufriendo por la falta de servicios básicos como es la recolección de la basura y el alumbrado público, aunado a que la constructora, que se dijo que era una de las mejores de México, no se ha obligado a reparar las fallas ocultas en su sistema de tubería del drenaje, razón por la que el ayuntamiento no les ha recibido dicho fraccionamiento, pero las familias que se han asentado en dicho espacio sufren de los malos olores y más que nada por la falta del alumbrado público, en donde todos tienen que apresurar el paso e irse acompañados todo ese trayecto que parece “boca de lobo” por la noches y por la madrugada, ya que esta colonia está ocupada por empleados de la hotelería y restaurantes mayoritariamente.

Las familias muchas veces se sienten agobiadas y temerosas de que le pase algo a alguno de sus miembros, principalmente las jovencitas que tienen que caminar a los planteles educativos y a decir verdad Valle Marlín es ocupado por jóvenes que se la pasan molestando y la visita de muchos malandrines que hacen de las suyas en las casas que permanecen muchas horas solas, brincan bardas, rompen cerraduras se meten y sacan lo que pueden, para cuando llegan sus moradores ya no tienen aparatos electrodomésticos, pantallas y joyas que “cambian de dueño” sin que nadie se entere quien o quienes fueron los visitantes que mantienen azolados a todos los que ahí habitan.

Es increíble que los encargados del alumbrado público permanezcan impasibles por el hecho de no hacer caso a las solicitudes por la falta de luz en las calles y que pensar de los encargados de la recolección de la basura quienes mantienen sin servicio dichas calles, produciendo contaminación y la proliferación de perros, insectos y demás bichos como ratas que se la pasan “hasta gorditos” por el exceso de desperdicios, dicen los vecinos que hasta aplauden cuando los policías se acuerdan de hacer rondines, ya que los malandrines salen de la colonia aunque sea por unas horas.

Aseguran los colonos que muchas de las casas deshabitadas son afectadas, ya que los raterillos se llevan desde puertas, accesorios de los baños, cableado y todo lo que encuentran en su camino, entran y salen de manera impune, debido, a lo comentado, la gran mayoría de sus habitantes salen a trabajar a la zona turística y las casas se quedan a merced de los delincuentes, aquí es donde el capitán Dávila puede aplicar el operativo de policías a pie o en bicicleta como antes había pensado hacer, pues siempre está sufriendo por la falta de vehículos para la operatividad de la seguridad pública.

Por cierto vecinos de Altavela se quejan de que el relleno y rehabilitación de la calle principal, por donde se ubican la escuela secundaria y primaria, ahí donde se hundió una grúa, sigue igual de peligrosa, ya que los de la dirección de obras públicas no saben cómo y por donde comenzar a reparar el daño por la mala calidad del trabajo que hizo Casas ARA en las calles y en las líneas del drenaje, así como con la tubería de las aguas pluviales que se conducen hasta los canales.

Mientras tanto sigue la construcción de la tienda de conveniencia de OXXO en pleno centro de Valle de Banderas, de nada vale la queja de los comerciantes de esa cabecera municipal, pues aseguran los que saben que todo está legal, aunque sea dentro del centro histórico del pueblo más antiguo de esta zona sur de Nayarit.

La Pregunta del Día: Cuantos miles de pesos costará el pasaje de avión ida y vuelta México-España y en cuanto estará la colegiatura en escuelas privadas en Europa.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *