Política al Margen…

Por Jaime Faisal

Focos amarillos y rojos en Bahía…

Ayer lunes, el cabildo del ayuntamiento de Bahía de Banderas, Nayarit, designó a Anastasio Zaragoza como nuevo secretario general para desempeñar la función -se supone-, hasta el término de la actual administración pública municipal que encabeza el galeno Jaime Alonso Cuevas Tello.

La dependencia en sí, reclama por sus características, personas que tengan un perfil conciliador -así como otras virtudes- con los diversos grupos sociales, políticos, autoridades auxiliares, comités de acción ciudadana, entre otros, además de intervenir en cuestiones que se refieran al cumplimiento de las leyes. Y la verdad, no conocemos a Anastasio Zaragoza como una persona que se caracterice por ello.

Y para bien del desempeño de la actual administración municipal y el municipio, ojalá nos sorprenda, pues el Anastasio Zaragoza que conocemos y conoce el grueso de la comunidad, dista mucho de ser un tipo conciliador. Entendemos que la posición es por acuerdo político, lo que no entendemos aún, es la tibieza con la que se conduce quién despacha como presidente municipal en este y otros rubros.

El tema de la inseguridad galopante que se vive en este municipio costero es otro problema que aún no tiene visos de solucionarse.

El caso de la desaparición de la cárcel municipal -hace ya ocho meses- del ex regidor Salvador Macías Valdés sigue siendo tema en los pasillos del ayuntamiento, más aún, cuando han sido señalados funcionarios y ediles en activo como parte de una presunta trama para la detención -en su momento- del desaparecido ex regidor.

Este caso, en los próximos días sorprenderá a muchos por los nombres que saldrán a relucir y las acciones que, por el mismo proceso, se tendrán que emprender.

El tema de la ciudadana canadiense Marianne Clift, de 68 años de edad, víctima de un asalto y lesiones ocurrido apenas hace unos días en la localidad de Bucerías y que ha puesto por los suelos la imagen de la tan pomposamente llamada Riviera Nayarit, no sólo enciende una vez más los focos rojos, sino que obliga también al alcalde Cuevas Tello, a tomar acciones que garanticen mayor seguridad a propios y extraños.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *