Hace 12 Años 4 MDP al Año Gastaba Ayuntamiento de Bahía en Pipas de Riego para Camellón de Carretera 200

  El proyecto del sistema de riego del 2007 fue un fracaso que costo casi 20 millones de pesos. Las pipas se ven a lo largo del camellón, así que el gasto anual por este concepto, por supuesto, debe ser arriba de los 4 millones de pesos. Un reporte ciudadano advierte del riesgo latente para los conductores. Hace unos años se registró un accidente fatal cuando un vehículo chocó con una pipa

Por Paty Aguilar

Un reporte ciudadano con relación al uso de pipas para el riego de la jardinería del camellón central de la carretera 200 desde la Cruz de Huanacaxtle hasta el puente del Río Ameca, advierte que es una actividad con gran riesgo de que se provoque un accidente vial al chocar algún vehículo con estas pipas, de hecho esta preocupación tiene razón de ser dado que en efecto si se han registrado accidentes de esta naturaleza, piden al X Ayuntamiento de Bahía de Banderas, Nayarit, que preside el alcalde, Jaime Alonso Cuevas Tello, se reactive el sistema de riego que quedó trunco durante su primera administración 2005/2008 del VI Ayuntamiento.

Precisamente en junio del 2007, Juan González Ruiz, entonces, coordinador de Servicios Públicos Municipales, anuncio el proyecto del sistema de riego para el camellón de la carretera con la anuencia del alcalde, Jaime Cuevas Tello, que entonces pensaban que el turismo era prioridad para este municipio y debía contar con este sistema que daría vida a las largas jardineras del camellón central de la carretera 200.

El proyecto inicio con la propuesta de invertir 3 millones de pesos, pero con el paso de los meses esto aumento a casi 20 millones de pesos. La obra casi quedó terminada a unos días del final de esa administración por el mes de agosto del 2008. Casi pagada quedó la obra, solo un remanente debía pagar la nueva administración que encabezó, Héctor Paniagua Salazar, quien nombró director de Obras Públicas, a Hugo Ortega, hoy nuevamente director de esta dependencia municipal en esta segunda administración de Jaime Cuevas.

Pero resulta que, Paniagua Salazar, se negó a pagar el remanente al contratista porque se detectaron vicios ocultos y baja calidad en la obra, según la explicación que se dio en aquel entonces por Hugo Ortega, así que el mantenimiento se dejó de lado, prácticamente se abandonó la obra y metieron al Ayuntamiento en un problema financiero con este contratista que se prolongo hasta la administración del siguiente alcalde, Rafael Cervantes Padilla, que casi le cuesta la destitución a este alcalde cuando este de manera irregular firmó un convenio leonino que afectó las arcas del municipio por pagos indebidos al contratista que había demandado al Ayuntamiento para que se le pagara.

El hecho es que esos muchos millones de pesos se esfumaron y hasta la fecha, nadie pagó por ello. Así que el uso de pipas sigue siendo la manera de riego para estas jardineras.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *