Vecinos Colindantes con Arroyo de Tondoroque Piden Desazolve y Espigones por Riesgo de Inundación

    El riesgo de inundación en la parte baja de la carretera 200 a la altura del Arroyo del Tondoroque aumenta cada día más derivado de que a este dren se aumento su gasto en temporal de lluvias con agua fluvial de Mezcales y otros fraccionamientos. Al gobierno del exgobernador, Roberto Sandoval, no le importó la suerte de estas familias cuando se construyó el puente a desnivel de Mezcales

Por Paty Aguilar

Con el temporal de lluvias a la vuelta de la esquina, familia que vive al otro lado de la carretera 200 hacia la laguna del Quelele a la altura del arroyo de Tondoroque, Bahía de Banderas, Nayarit, que atraviesa esta, en los últimos 6 años ha aumentado el gasto de agua fluvial, esto derivado del crecimiento urbano y la toma de decisiones por parte del gobierno estatal y municipal de derivar el escurrimiento de agua fluvial hacia este cauce tanto de la zona urbana de Mezcales, así como de nuevos fraccionamientos y centros comerciales, pero sin canalizar debidamente este arroyo para evitar inundación en la zona. Vecino colindante de este cauce, Arturo Corona, pide auxilio al gobierno municipal y a la CONAGUA, así como a la Asociación de Usuarios del Agua de Valle de Banderas, para desazolvar el cauce y construir espigones, en su caso, que disminuyan el riesgo de inundar sus casas y sus tierras de cultivo.

Con la construcción del puente vehicular a desnivel del crucero de Mezcales, precisamente, este vecino reconvino al gobernador del sexenio pasado, Roberto Sandoval, que tuviera en cuenta que no solo se trataba de esa obra, sino que esta debía completarse con la infraestructura adecuada para este cauce al que le llegaría más agua que la que normalmente le llegaba hasta entonces. 

El gobernador, se comprometió a realizar mejoras en esta zona del cauce del arroyo que desemboca en la Laguna del Quelele, sin embargo, solo fueron palabras huecas que en su momento fueron de conocimiento público.

Hoy, la situación de riesgo de inundación en esta parte baja de la carretera 200 es inminente ante la llegada del temporal de lluvias y es que el año pasado una gran creciente que, incluso, inundo la carretera, la brinco, casi llego a la casa del Rancho El Patrón, propiedad de Arturo Corona, es por ello que pide el apoyo para terminar de desazolvar este cauce para aminorar el riesgo y es que con recurso propio estas familias, alrededor de 4 o 5 que viven por esta zona, pudieron limpiar de maleza como 80 metros del cauce, pero falta como un kilómetro hasta llegar a la Laguna.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *