Reglamento Auxiliar de Sanidad Vegetal Municipal Ayudaría a Enfrentar Problemática Fitosanitaria de Bahía de Banderas

 Procedimiento legal para regular la conservación y tratamiento de árboles y plantas en predios agrícolas y patios urbanos de Bahía de Banderas, Nayarit, es el objetivo general de este posible Reglamento Auxiliar de Sanidad Vegetal, por podría ser presentado en Cabildo en las próximas semanas. Plagas y contaminación del campo debe ser erradicado, pero solo se puede lograr con el respaldo del municipio

Por Paty Aguilar

Proteger el medio ambiente, buscar sanidad en los campos agrícolas y áreas verdes de la zona urbana, así como los árboles y plantas de casas habitación es un pendiente que no se ha atendido en Bahía de Banderas, Nayarit, por parte de los Ayuntamientos en turno. Ahora de nueva cuenta, hace 7 años lo hizo durante la administración de Rafael Cervantes, desde la Junta Local de Sanidad de Vegetal con sede en Mezcales, a través del técnico operador, de este organismo que regula la SAGARPA, el ingeniero, Juan Ramón Quintero, se puso a consideración de la regidora, Haide Saldaña, para que propusiera en Cabildo del X Ayuntamiento, la aprobación en su caso del Reglamento Auxiliar de Sanidad Vegetal Municipal.

Con la aprobación del anteproyecto de Reglamento Auxiliar de Sanidad Vegetal Municipal, se podría enfrentar el problema fitosanitario en el que se encuentra el municipio desde hace varios años y que con el devenir de estos el campo se debilita cada vez más, entre otras muchas afectaciones ambientales que se han generado con la construcción a granel de fraccionamientos que no han considerado la reforestación, pues el derribe de árboles al por mayor para dar cabida a miles de viviendas afecta el medio ambiente al grado de provocar la sequía generalizada de este territorio.

Cada árbol derribado es un microclima que se elimina lo que provoca que el medio ambiente se caliente más y no se recupera porque no hay planeación verde, no hay regulación municipal para la reforestación y esto se puede revertir con la aplicación de este Reglamento, comentó el ingeniero, Juan Ramón Quintero, quien desde hace como 7 años ha buscado que el Ayuntamiento se interese en este tema.

¿Pero en qué consiste? Se trata de ordenar y dar seguimiento a procedimientos administrativos y operativos para que un predio agrícola, por ejemplo, con hospederos de plagas diversas sea tratado de manera adecuada ya sea para conservar la especie o bien derribar para no generar problemática al medio ambiente.

En cuestión de contaminación del campo se describen los procesos que se deben de seguir para erradicar las prácticas de agricultores que tienen que ver con el abandono en el campo de plásticos, residuos químicos, cintillas, Etc. Darle certeza al productor de que lo que transporta es fruta, vegetal o árboles, que no fueran robados.

También se exige el padrón de productores y el registro de cultivos, cuantas hectáreas de cada especie y con esta información, explicó, si se presentan problemas fitosanitarios, entonces se sabe qué tipo de plagas hay que mantener a raya.

Actualmente, dijo, nada de esto hay en Bahía de Banderas. El único registro de cultivo que se tiene es el del mango, porque ni el cultivo de sandía está registrado, cada uno siembra de manera particular, por lo tanto, no están regulados. Y aunque hay leyes en la materia a nivel federal, aquí en Bahía de Banderas, no se respeta y la Junta de Sanidad Vegetal, prácticamente es ignorada por los productores, es por ello la necesidad de contar con un Reglamento Municipal para que se regule el campo agrícola, pero también la zona urbana.

En lo que respecta a la zona urbana, también hay artículos que obligan a quienes poseen árboles en sus patios puesto que deben hacerse responsables de estos, debe haber un registro y con ello poder controlar las plagas, se les ayuda a los dueños a proteger sus árboles y se les dan indicaciones sobre cómo conservarlos saludables y esto sería desde la Junta Local de Sanidad Vegetal o bien desde el Ayuntamiento, pero también en este rubro debe haber inspección periódica para que se cumpla con el cometido y de no hacerse, entonces se amonesta, se notifica y al final se sanciona, tanto al productor como al particular.

Y esta es la clave, comentó el ingeniero porque “Ya no podemos tolerar, el gobierno tiene obligar al productor y al ciudadano a hacerse responsable de todo lo verde que hay en el municipio, incluido el propio Ayuntamiento, porque debemos aprender a que todo lo verde se tiene que proteger y debe ser obligación de todos” precisó.

Este reglamento también considera un centro de acopio de material verde del municipio para reciclarlo y con ello hacer composta para nutrir la tierra de cultivo y de la zona urbana y de particulares. Con equipo especializado se muelen los troncos, las hojas, las ramas, el césped y ya transformado en composta a quienes lleven ahí a reciclar su material verde se les daría un recibo como comprobante y con este recibo podrán pedir composta para la tierra de su casa, su campo de cultivo o bien para la jardinería de su hotel o restaurante.

Se trata pues de una buena propuesta que beneficiaría, claro si se aplica, al medio ambiente de este municipio de Bahía de Banderas, Nayarit. Actualmente, todo el material verde del municipio se desperdicia, no se aprovecha, se lleva al basurero o simplemente se tira donde mejor les place.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *