Ejidatarios de la Cruz de Huanacaxtle Denuncian Irregularidades la Asamblea se Suspendió por Falta de Mayoría

 Exigieron rendición de cuentas de más de 150 millones de pesos, reclamaron el rechazo a 7 ejidatarios que reclaman su derecho, estos no fueron aceptados para participar y el grupo inconforme se salió de la Asamblea motivo por el cual al no haber mayoría esta se suspendió, tampoco aceptaba la mesa directiva la participación de representantes legales de ejidatarios ausentes. Funcionarios de la Procuraduría Agraria de Nayarit dieron la razón a los protestantes

Por Paty Aguilar

Este martes 30 de julio 2019, en una segunda intensión de llevar a cabo una Asamblea del Ejido La Cruz de Huanacaxtle, Bahía de Banderas, Nayarit, convocada por el Comité de Vigilancia de nueva cuenta fue suspendida, pero en esta ocasión por falta de mayoría; la primera fue suspendida por el propio comité de vigilancia con el argumento de que no tenían la información completa de los puntos a tratar, pero ese día, ya el grupo de ejidatarios inconformes que si asistieron estaban listos para denunciar la serie de irregularidades que en esta ocasión si pudieron manifestar previo al inicio de la Asamblea por lo que al negarse la participación de 7 ejidatarios que por orden judicial se les reconocieron sus derechos, así como de quienes traían cartas poder en representación de ejidatarios ausentes, estos decidieron salir del salón ejidal y quienes se quedaron no cumplieron con la mayoría requerida para esta primera convocatoria motivo por el cual la Asamblea no se llevó a cabo.

Previo al inicio de la Asamblea, el ejidatario Salvador Machuca, pidió una explicación de porque dicha Asamblea había sido convocada por el Comité de Vigilancia y no por parte del Comisariado. Con evasivas por parte del presidente de este comité, Maximino Meza Guerrero, la respuesta no llegó, fue así que se inició el reclamó y la denuncia de una serie de irregularidades que terminaron en la recriminación por parte del grupo de ejidatarios inconformes contra actos de corrupción de Pepe Cuevas, quien en esta reunión quedó claro es el ejidatario que controla al Comisariado y al Comité de Vigilancia.

Ejidatarios protestantes denunciaron que Pepe Cuevas, quien es abogado, lleva a cabo juicios agrarios contra particulares con la bandera del Ejido, pero para su beneficio, así como la falta de rendición de cuentas de más de 150 millones de pesos que la mayoría de los ejidatarios no saben en manos de quien quedaron por lo que consideraron que mientras no queden las cosas claras en este Ejido la regularización de sus tierras no se llevará cabo a cabo.

Ante la exigencia por parte del Comité de Vigilancia que presidio esta reunión de que se salieran del recinto ejidal quienes no tuvieran la calidad de ejidatarios, Cesar González y Patricia González, quienes desde el 2015, junto a otros 5 ejidatarios que fueron objeto de un juicio agrario promovido por Pepe Cuevas para no reconocerlos como ejidatarios, exhibieron la orden de un juez federal que si les reconoce sus derechos, sin embargo, el presidente del Ejido, Roberto Martínez, luego de debatir al respecto y con la anuencia de Pepe Cuevas que con señas le indicaba qué hacer, rechazo tal documento judicial por lo que les negó su derecho a estar presentes en la Asamblea. Y lo mismo ocurrió con quienes llevaban cartas poder en representación de ejidatarios ausentes.

Ante esta situación, funcionarios de la Procuraduría Agraria, que escucharon atentamente los dimes y diretes, finalmente uno de ellos se levantó y aclaró la situación para que todos se apegaran a derecho por lo que dejó claro que los puntos a tratar en la convocatoria estaban mezclados, es decir, en la mayoría de estos puntos si podían tener voz y voto representantes legales de ejidatarios ausentes y solo menciono uno en el cual no podrían participar como tal que tenía que ver con la ratificación de la mesa directiva del Comisariado que actualmente está impugnada.

Cabe resaltar que durante el debate, salió a relucir un dinero que hace varios años se le entregó al ejidatario Simón Martínez, familiar de Pepe Cuevas y del actual presidente del Ejido, por parte de la federación destinado a la construcción de casas de los ejidatarios el cual, si fue recibido por Simón Martínez, según registro de la carpeta oficial del Ejido, pero nunca fue distribuido para tal fin, el señor Simón, visiblemente enojado, negó haber recibido tal dinero, sin embargo, una ejidataria de su mismo grupo exclamó que efectivamente se lo había robado, que su padre se lo había dicho. La cara de Pepe Cuevas y del presidente del Ejido se desencajó.

Y es que, a decir de los ejidatarios inconformes, esta familia se ha beneficiado de manera indebida del Ejido desde hace décadas y fue en esta ocasión que detalles de esta naturaleza salieron a relucir. Esta reunión previa al inicio de la Asamblea fue transmitida en vivo a través del Facebook en Noticias Puerto Vallarta.

Finalmente, tras la aclaración de los funcionarios de la Procuraduría Agraria de que si podían participar a quienes se les negaba el derecho de hacerlo, en solidaridad con a quienes se les negó el derecho por parte del presidente del Ejido, Roberto Martínez, los 7 ejidatarios antes mencionados, decidieron en bloque abandonar el salón motivo por el cual los ejidatarios que quedaron del grupo que comanda Pepe Cuevas, al no cumplir con la mayoría, la asamblea no se pudo llevar a cabo, motivo por el cual funcionarios de la Procuraduría Agraria se retiraron y de igual manera lo hicieron funcionarios municipales del IMPLAN puesto que dentro de los puntos a tratar estaba la desincorporación del Ejido de  polígonos a favor del municipio donde hay asentamientos humanos como es el caso de algunas colonias de Bucerías.

Ese mismo día se publicó la segunda convocatoria que también firma el Comité de Vigilancia programada para el viernes 9 de agosto 2019 a las 10 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *