Ideas megalómanas de empresarios turísticos

 Conurbar PUERTO VALLARTA, Cabo Corrientes, Tomatlán y La Huerta al sur con BAHÍA DE BANDERAS y Compostela al norte.

Alianza de la Costa Verde

Jorge Villanueva, presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas (AEBBA): “Hacer una Zona Metropolitana entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas será el detonador para conurbar al sur con Cabo Corrientes, Tomatlán y La Huerta, y al norte con Compostela será la primera ZONA METROPOLITANA INTERESTATAL TURÍSTICA del  país.

Se convertirá en el gran detonante para la economía de ambos territorios”.

Diputados de Nayarit encabezados por el presidente del Congreso Estatal, Leopoldo Domínguez, con el diputado Héctor Pizano, presidente de la Comisión de Gestión Metropolitana del Congreso de Jalisco, y Jorge Villanueva, presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas (AEBBA), Jorge Villanueva, Antonio Vallarta y Jorge Careaga en la reunión de este lunes en el Congreso de Nayarit, instalaron la mesa de trabajo JALISCO-NAYARIT para crear la ZONA METROPOLITANA INTERESTAL TURÍSTICA del país.

Como se puede esperar, Villanueva vendió estas ideas con el concepto de INVERSION PÚBLICA-PRIVADA, bajo el argumento de que estas zonas conurbadas significarían una gran inversión, una gran infraestructura y que no puede haber desarrollo sin crecimiento económico y la única forma es bajo dos ingredientes: uno que pone la iniciativa privada y el otro que pone el gobierno en cualquiera de sus tres niveles.

Lo que bien se sabe es que estos “constructos público-privados” casi siempre traen más beneficios para los desarrolladores (turísticos) que para la población local.

Lo que los empresarios turísticos están visalumbrando, no solamente es poner en práctica la Zona Metropolitana Badeba/Puerto Vallarta, sino extenderla hacia el sur y el norte.

Para empezar con BAHÍA DE BANDERAS, NAYARIT:

Este municipio no puede garantizar la dotación y el servicio de agua potable en muchos de sus poblados. Ni es capaz de asegurar el tratamiento y disposición de sus aguas residuales. También tiene problemas con la limpieza, con la recolección y el traslado, tratamiento y disposición final de basura.

Exportar estos problemas a otra unidad administrativa no resuelve nada. ¿No sería mejor hacer la tarea en casa primero?

PUERTO VALLARTA, respectivamente JALISCO, tiene sus propios problemas. NO tendría ningún interés en “importar” los problemas de Bahía de Banderas.

Para no hablar de los problemas que tienen las otras entidades al Sur o al Norte que el empresario turístico quiere integrar en su proyecto megalómano.

Puerto Vallarta (JALISCO) y Bahía de Banderas (NAYARIT) ya son Zona Metropolitana desde 2005, aunque la conurbación real se quedó en el papel.

Las experiencias sobre coordinación y planeación metropolitana han tenido buenas intenciones. Sin embargo, los resultados han tenido efectos limitados.

La gestión de las zonas metropolitanas implica la concurrencia de dos o más gobiernos municipales y (en nuestro caso) también estatales, con sus respectivas autoridades, quienes desde luego tienen planes y proyectos no necesariamente convergentes.

El hecho de que un empresario turístico plantee el proyecto de la MEGA-URBE es evidencia del enfoque equivocado.

Una posible conurbación NO debe de avanzar bajo el enfoque de mejorar la atractividad del lugar para turistas.

Cualquier proyecto de conurbación tiene que dar prioridad al mejoramiento de las condiciones de vida de la población local: Un proyecto a favor de una conurbación tiene que documentar de manera clara como se va lograr un aumento significativo en el bienestar de la población de las entidades involucradas, proponiendo estrategias y planes de acción concretos para el desarrollo social, cultural, económico y ambiental.

La distribución de los sinergismos esperados, la prevención y amortiguamiento de los impactos ambientales, el ordenamiento físico y regulación de las actividades urbanas y, principalmente el evitar la polarización de los desequilibrios en los tejidos sociales de las entidades, son los retos principales a resolver.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *