Entre Piales y Manganas

“Ya vine de donde andaba, se me concedió volver…”

Por Adán Leyva Avalos

*Listo Michoacán para el Congreso y Campeonato Nacional Charro 2019

Morelia se encuentra a una semana del inicio del LXXV Congreso y Campeonato Nacional Charro “Generalísimo José María Morelos y Pavón” Michoacán 2019, y tanto en el lienzo en que cabalgará la fiesta grande, el Pabellón Don Vasco, como en toda la capital michoacana, se dan los últimos retoques para el inicio del máximo evento del deporte charro.

Pensando en ello, el comité organizador del evento, así como la Federación Mexicana de Charrería extendió la invitación a medios de difusión especializados en charrería, quienes asistieron desde distintos puntos del país para atestiguar los avances en el escenario que recibirá la fiesta grande del 8 de noviembre al 1 de diciembre.

En el Pabellón Don Vasco, la comitiva encabezada por Abraham García Contreras, secretario de Prensa y Difusión de la Federación, fue recibida por Gerónimo Color Gasca, subsecretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario del Gobierno de Michoacán, así como coordinador general del Nacional Charro; Claudia Chávez López, secretaria de Turismo estatal y Julieta López Bautista, coordinadora general de Comunicación Social, quienes acompañaron a los visitantes durante el recorrido.

Ha sido grande el esfuerzo realizado por el Gobierno del Estado, encabezado por Silvano Aureoles Conejo, en coordinación con la Federación Mexicana de Charrería, para adecuar el escenario que recibirá durante 23 jornadas a la familia charra de México y los Estados Unidos de América, buscando realizar un evento de trascendencia histórica.

La ciudad de Morelia es tranquila y agradable, con un clima moderado que permitirá disfrutar al máximo la fiesta del deporte nacional en un escenario, el Pabellón Don Vasco, que ya ha recibido dos veces el Congreso y Campeonato Nacional Charro en los años 1999 y 2007.

El gobierno estatal y el comité organizador, sabiendo de la preocupación primordial de toda la familia charra en estas fechas, ha organizado un Plan Estratégico de Seguridad que coordina los cuerpos de seguridad municipales y estatales, con apoyo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) federal y de la Guardia Nacional (GN), a fin de que todos los visitantes disfruten una confortable estancia en la entidad, tanto en sus viajes hacia el lienzo de la capital como a los diversos puntos turísticos con que cuenta el estado.

Se pudo atestiguar también la afabilidad y hospitalidad de la sociedad michoacana, un pueblo alegre y amable que espera recibir con los brazos abiertos a los visitantes que se darán cita en Morelia, ciudad colonial cuyo Centro Histórico fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1991, contando con 1,113 monumentos catalogados y 15 plazas.

Pabellón Don Vasco

El majestuoso escenario michoacano debe su nombre en honor a Vasco Vázquez de Quiroga y Alonso de la Cárcel (1470-1565), mejor conocido como Vasco de Quiroga.

Oriundo de Madrigal de las Altas Torres en Ávila, España, quien fue oídor de la Audiencia de México en 1531, visitador de Michoacán en 1533 y, por orden del emperador Carlos V, primer obispo de Michoacán en 1537, siendo muy apreciado por los indígenas purépechas por su caridad, sus obras y medidas económicas que promovió a favor de los naturales del país, incluso ganándose la enemistad de los colonos españoles.

Pabellón Don Vasco se encuentra estratégicamente ubicado en la zona norte de la ciudad de Morelia, sobre la salida hacia Salamanca, en los antiguos terrenos de la Feria, y eso explica el amplio terreno que ocupa (4,500 m2), lo cual beneficia de diversas formas al campeonato.

El inmueble fue el primer lienzo con su ruedo techado para el LV Congreso y Campeonato Nacional Charro de 1999, y completó su techumbre con la de la manga para la fiesta grande de 2007, regresando el máximo evento de la charrería doce años después, en esta nueva edición en que se homenajeará al Generalísimo Don José María Morelos y Pavón.

La capacidad de este escenario es de 7,500 aficionados, uno de los más grandes de la República, incluyendo los 16 palcos para 12 personas cada uno; además de graderío y palcos, en pocos días se instalará una mirandilla portátil de siete filas, con la que los asistentes podrán disfrutar las suertes de piales en el lienzo y colas con toda comodidad.

La remodelación del escenario le ha dejado prácticamente listo para recibir a competidores y aficionados; la pintura es nueva, el inmueble luce reluciente. Realmente el comité organizador ha trabajado a marchas forzadas para concluir todos los trabajos en tiempo y forma.

El Pabellón Don Vasco se destaca por ser inclusivo en su diseño, ya que cuenta con rampas de acceso para los aficionados con capacidades diferentes, así como espacios especiales donde estas personas podrán disfrutar las acciones del deporte nacional mexicano con toda la comodidad posible.

Detrás del lienzo propiamente dicho se encuentra un espacio interesante que la gente de Michoacán conoce como el Lugar de las Flores: un ruedo exclusivo para las damas de a caballo, en el que las escaramuzas podrán realizar los últimos ajustes y concentrarse antes de su presentación.

Cuenta con un pequeño graderío para sus acompañantes, tendrá dos montaderos, sanitario y un vestidor femenil, a un lado de otro para charros, dado que el comité organizador está interesado, según informó Gerónimo Color, en que este sea un Campeonato de Detalles, los cuales lo harán aún más interesante para competidores y espectadores.

Ante un amplio espacio se abren las naves en las que se instalarán 417 caballerizas renovadas, dispuestas para recibir las cabalgaduras de los participantes, de las 466 con que se contará en el lienzo; además aquí estarán parte de las 310 yeguas brutas, junto a un embarcadero para ganado y espacio suficiente para acomodar seis camiones.

Se busca también que la buena operatividad, simplificando los procesos de llegada y partida de los remolques con las cabalgaduras de los participantes; habrá una oficina de expedición de guías de traslados, considerando que en la entidad únicamente requiere la guía para el transporte de los animales. Además, se contará con servicio veterinario para atender cualquier eventualidad que surja.

En el caso del ganado bovino, cerca de la capital se encuentran los 890 toros de colas que se utilizarán a lo largo del certamen, los cuales llegarán con un promedio de 390 kilogramos de peso, según informó Gerónimo Color, mientras que los toros de reparo serán de presencia y arrobas, promediando en su caso 500 kilogramos.

Pensando en la afición, se contará con dos estacionamientos, uno con capacidad de 400 cajones y otro más con espacio para 1,000 automóviles, además de uno privado de reserva para otros 700 cajones.

Al ingresar al lienzo, los aficionados llegarán a un espacio en que se instalará el Museo de la Charrería, con piezas históricas que se trasladarán desde la sede de la Federación en la Ciudad de México.

Habrá 12 taquillas instaladas, con las cuales se busca evitar un largo tiempo de espera para que los aficionados puedan adquirir sus boletos con prontitud; para ayudar a los visitantes se instalarán cajeros automáticos frente a la zona de taquillas.

Cabe resaltar que la capilla del lienzo instalada en el mayor cono a un costado del lienzo, antigua bodega, con un hermoso espacio interior al que llegan pocos ruidos del exterior, generando un sitio tranquilo donde poder entrar a rezar al Supremo Caporal por su apoyo. De hecho, tanto la capilla como el lienzo charro recibirán la santa bendición el jueves 7 de noviembre a las 11:00 horas.

Asimismo se encuentran asignados ya los espacios que utilizarán las oficinas operativas de las distintas áreas de la Federación: oficina de registros, de escaramuzas y circuito cerrado de jueces, transmisión en vivo y prensa y difusión, todas estratégicamente ubicadas para atender las necesidades de los competidores a lo largo de las jornadas de actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *