Niños de la Cruz de Huanacaxtle Rezan el Santo Rosario por los 5 Continentes

Si, este 31 de octubre 2019, niños de esta comunidad de Bahía de Banderas, fueron convocados por el padre Alfonso de la parroquia de La Santa Cruz para pedir en oración que terminen las guerras y la violencia en los cinco continentes como lo ha solicitado el Papa Francisco. (Se transcribe El Rosario Misionero, completo)

Por Paty Aguilar

En octubre, la Iglesia Católica celebra el mes de las Misiones, mes de las misioneras y los misioneros ya que fue en octubre cuando se descubrió el continente americano, abriendo así una nueva página de la historia de la Evangelización. En todos los países es considerado como el mes de la Misión Universal y fue en este marco de celebración religiosa, auspiciado por el párroco de la Iglesia de la Santa Cruz, padre Alfonso, se convocó a los niños de la comunidad de La Cruz de Huanacaxtle, Bahía de Banderas, Nayarit, para rezar juntos el Santo Rosario por los 5 Continentes que, en esta ocasión, a solicitud del Papa Francisco, fue para pedir que paren las guerras y la violencia. El acto religioso se llevó a cabo este jueves 31 de octubre 2019 en el teatro al aire libre de la Marina Riviera Nayarit, según informa Patricia Moss, voluntaria y corista de este templo.

“Ojalá estos niños y estos jóvenes continúen con la hermosa acción de rezar el Rosario todos los días. El próximo año nos comunicó el padre Alfonso, que esta celebración del día de muertos y el rezo del Santo Rosario se hará en los jardines de la parroquia” comenta Paty Moss en su muro del Facebook.

El Rosario Misionero, se trata de una forma de oración que toma como base al Rosario tradicional, en la cual, según información al respecto en páginas Web, por intercesión de María, se pide al Padre por las intenciones y necesidades de todo el mundo, principalmente por la Paz, el Amor, la Unidad y la conversión que tanto piden Los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

El 12 de octubre de 1492, con la llegada a América de una expedición capitaneada por Cristóbal Colón, había partido de Puerto de Palos y en dos meses tras cruzar el océano Atlántico, llegó a una isla del continente americano:  Guanahaní (una de las Islas de las Bahamas), a lo que creía que era la India. Este acontecimiento constituye uno de los momentos fundamentales de la historia universal y representa el encuentro y la unión de dos mundos que habían evolucionado independientemente desde el origen de la humanidad, lo cual cambió el rumbo de la historia.

Las cinco decenas del Rosario tienen cinco diferentes colores, que representan a cada uno de los cinco continentes que recuerdan la intención misional de cada decena al que lo reza.

1° Misterio, de color verde, se reza por África: El color verde, nos recuerda las verdes selvas habitadas por nuestros hermanos africanos.

2° Misterio, de color rojo, se reza por América: El color rojo, simboliza la sangre derramada por los mártires que dieron su vida durante la evangelización de este continente después de su descubrimiento.

3° Misterio, de color blanco, se reza por Europa: El color blanco, nos recuerda a la raza blanca, originaria de este continente y al color de las vestiduras del Papa, que allí está su Sede.

4° Misterio, de color azul, se reza por Oceanía y Antártida: El color azul nos habla de Oceanía, con sus miles de islas esparcidas en las azules aguas del Océano Pacífico y las frías temperaturas del Ártico.

5° Misterio, de color amarillo, se reza por Asia: El color amarillo nos trae a la memoria el Asia, poblado en gran parte por razas de este color.

SANTO ROSARIO DE LOS CONTINENTES POR LAS MISIONES

Todos: Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu Amor, Envía Tu Santo Espíritu para que renueves la faz de la Tierra, Oh Dios, que llenas los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos gozar de Tu consuelo, por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Santo Por la Señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor Dios nuestro…

Acto de Contrición:

Jesús, Hijo de Dios, apiádate de mí que soy un pecador. (3 veces).

Credo de los Apóstoles:

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra. Creo en Jesucristo, Su Único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los Santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne y en la vida eterna. Amén.

Dependiendo del día, se rezará los misterios que corresponda:

Lunes y sábados se rezan los Misterios Gozosos

Martes y viernes se rezan los Misterios Dolorosos

Miércoles y Domingos se rezan los Misterios Gloriosos

Jueves se rezan los Misterios Luminosos

En las cuentas Verdes ofrecemos África.

Primer misterio: (Misterio del día)

Entregamos África al Inmaculado Corazón de María, Te pedimos por sus más de 500 millones de habitantes, víctimas del racismo, conflictos raciales, por los que sufren de la pobreza, hambre, sequía, desnutrición, enfermedades, maltrato y las continuas guerras entre las distintas etnias, para que en medio del sufrimiento reine la Paz, el Amor y sobre todo que conozcan a Jesucristo Eucaristía y conozcan a María Santísima con la devoción del Santo Rosario para que surjan verdaderos evangelizadores de la Palabra de Dios entre los mismos africanos. Amén. (Padre Nuestro, 10 Avemarías y Gloria)

En las cuentas Rojas ofrecemos América.

Segundo misterio: (Misterio del día)

Entregamos América al Inmaculado Corazón de María, El “continente de la esperanza”, que busca a Jesucristo teñido del color rojo por la sangre de los mártires que dieron su vida en la predicación del Evangelio en nuevas tierras. Continente donde se registra el más alto porcentaje de católicos, aumenta las vocaciones para que no falten obreros en tu mies, para que el Señor llame a muchos jóvenes y los envíe por el mundo para que den a conocer a Jesús y María, donde hace falta la evangelización para anunciar la Buena Nueva. Por nuestros hermanos indígenas, que, marginados, luchan por la vida, por la igualdad, y por la justicia. Amén. (Todos: Padre Nuestro, 10 Avemarías y Gloria.)

En las cuentas Blancas ofrecemos a Europa.

Tercer misterio: (Misterio del Día)

Entregamos Europa al Inmaculado Corazón de María, para que retorne a las fuentes de su fe católica que se ha enfriado con el correr de los siglos, para que no descuiden a la nueva generación y a las iglesias jóvenes, haciendo santo las diferentes vocaciones y que surjan valientes misioneros que prediquen y anuncien el Reino de Dios, para que reine la Paz, la generosidad, la humildad, el respeto, la tolerancia y la fraternidad a las diferencias religiosas, para que cesen las guerras y atentados en los cristianos que defienden su fe, te lo pedimos por la Dolora Pasión que Tu Hijo sufrió  en Tierra Santa y por el sufrimiento de nuestros mártires de ahora . Amén.  (Padre Nuestro, 10 Avemarías y Gloria)

En las cuentas Azules ofrecemos a Oceanía y la Antártida.

Cuarto misterio: (Misterio del día)

Entregamos Oceanía y Antártida al Inmaculado Corazón de María: Por el lejano y pequeño universo de islas del océano Pacifico que conforman a Oceanía, a fin de que sus numerosas razas puedan ser iluminadas y guiadas a la luz del evangelio; y por los hermanos de la Antártida que viven del mayor frío de la naturaleza para que sientan el calor Amoroso del Sagrado Corazón de Jesús en sus vidas. Te pedimos por nuestros hermanos dispersos por las distancias de las aguas, para que llegue a todos, el anuncio de la Buena Noticia, y así conozcan a Tu Hijo, el Único Camino, Verdad y Vida; para que los mueva a preguntarse: “¿Quién es Éste que hasta el viento y el mar le obedecen?”. (Todos: Padre Nuestro, 10 Avemarías y Gloria.)

En las cuentas Amarillas ofrecemos a Asia.

Quinto misterio: (Misterio del día)

Entregamos Asia al Inmaculado Corazón de María, para que Ella vuelva sus ojos al continente más poblado del mundo, donde los católicos constituyen tan solo el 2% de la población y la Iglesia es perseguida y combatida. Padre de todos los hombres, protege a Tu única Iglesia Católica en Asia, Ayúdala a ser imagen verdadera de la Santísima Trinidad, cubre con Tu Poder a los pocos cristianos y misioneros: llénalos de fuerza, valentía, coraje de amor y servicio para que prosigan con la misión evangelizadora, para que los demás puedan llegar a conocer a Tu Hijo Jesucristo como Único Salvador del mundo y conozcan el Poder intercesor de nuestra Madre Santísima por medio de ellos. Amén. (Padre Nuestro, 10 Avemarías y Gloria)

Al terminar los cinco misterios:

Ofrecemos: Un Padrenuestro, los 3 Avemarías Teologales y una Gloria por Nuestro Santo Papa Francisco, por la Misión Evangelizadora de la Iglesia Universal, por la Paz y Unidad del mundo entero:

Padre Nuestro…

3 Ave Marías Teologales:

Dios te Salve María Santísima, HIJA DE DIOS PADRE, Virgen Purísima y Castísima ANTES DEL PARTO, en tus manos encomendamos nuestra FE para que la alumbres, llena eres de gracia…

Dios te Salve María Santísima, MADRE DE DIOS HIJO, Virgen Purísima y Castísima DURANTE EL PARTO, en tus manos encomendamos nuestra ESPERANZA para que la alientes, llena eres de gracia…

Dios te Salve María Santísima, ESPOSA DE DIOS ESPÍRITU SANTO, Virgen Purísima y Castísima DESPUÉS DEL PARTO, en tus manos encomendamos nuestra CARIDAD para que la inflames, llena eres de gracia…

Gloria al Padre…

María Reina de los Continentes, Ruega por nosotros.

Dios te Salve, Reina y Madre, Madre de Misericordia; Vida, Dulzura y Esperanza nuestra, Dios te Salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de rimas. Ea, pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos Tus Ojos Misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto Bendito de Tu Vientre. ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh Dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

“Señor, Tú has querido que tu Iglesia sea sacramento de salvación para todos los hombres, a fin de que la obra redentora de Cristo persevere hasta el final de los tiempos; mueve los corazones de tus fieles y haz que surjan muchas vocaciones sacerdotales, misioneros y laicos comprometidos. Concédenos la gracia de sentir que nos llamas con urgencia a trabajar por la salvación del mundo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *