La Opinión de Bahía

De Interés

Dicen que Cuando la perra es brava hasta a los de la casa muerde

 

Los sabios del pueblo nunca se equivocan, ya que este dicho viene  a colación por la polémica situación en la que se encuentra los asentamientos irregulares de cartolandia, en donde todos los políticos que se acercan a ofrecer su “ayuda” terminan disputándose los terrenos de estos fraccionamientos.

 

Ramón Rosales/La Opinión

 

Cuantas pancartas de políticos que querían algún hueso llegaban a pedir el voto a cambio de recibir la ayuda que los mantuviera en algún puesto político para poder seguir  viviendo de la ubre del Gobierno.

Cuando necesitan del apoyo prometían ayudar a los habitantes de cartolandia, ayuda que nunca llegó, pero eso si lo que les está llegando por dar el voto son unos citatorios para que paguen todos, menos “unos”,  desde civiles, así como policías y trabajadores del ayuntamiento.

Nadie se salva de la ambición desmedida de algunos políticos en el poder, que quieren salir millonarios del ayuntamiento a costillas de la clase trabajadora.

En días pasados el 22 de marzo del año 2016  en las oficinas del ministerio público de Valle de Banderas, en la mesa uno para ser exactos, al presentarse este medio de comunicación a preguntar por un detenido, nos encontramos que sentados en la silla de los acusados estaban varios policías declarando sobre un presunto delito por despojo de unos terrenos de las colonias Villas Miramar o Cartolandia, en donde vivían, tratamos de recabar información, pero no fue posible, ya que al vernos se callaron, no pudiendo escuchar nada nos trasladándonos al lugar de los hechos, sus casas, dándonos información vecinos del lugar, comentando que en días pasados varias personas, entre ellos los empleados de la inmobiliaria Maximice se encontraban entregando citatorios  para que se presentaran a declarar ante el ministerio público para poder llegar a un arreglo de cómo poder pagar sus lotes.

Lo que la gente dice es cómo es posible que a los policías también los quieran obligar a pagar a hueso los lotes en donde viven, comentando entre ellos, que sería chusco que los mismos policías que les quieren quitar sus lotes tuvieran que acudir a desalojarse ellos mismos de sus casas, ya que según cuentan los que saben, les dijeron que si no pagan serán corridos de la corporación.

Yéndose mas lejos serian acusados de un posible despojo que supuestamente cometieron y tendrían que pagar por un delito que no cometieron, el único delito es ser gente de escasos recursos y tener la necesidad de un lugar en donde vivir y según sabemos no es ningún delito ser pobre afirmaron,  aunque sabemos quién es el que quiere quedarse con los terrenos, continuaron diciendo, quisiéramos saber si el día de hoy mandará a sacarnos de nuestros hogares tendrá que ser con la ayuda de la policía pero y si los mete a la cárcel por no pagar, quien les hará el trabajo sucio, no creemos que el señor gobernador del estado, Roberto Sandoval, se preste a cometer la masacre en contra de nosotros, los  posesionarios de estos lotes, que no son de ellos también. Quisiéramos agregar que si alguien está cometiendo un fraude son ellos mismos, ya que nunca nos han querido enseñar los documentos que avalen la propiedad legitima de estas tierras, pero si en verdad se animan a querer desalojarnos aquí los estaremos esperando, no importa que nos tengamos que ir a la cárcel o salir huyendo, pero no se saldrán con la suya de quitarnos los terrenos, concluyeron.              

Últimas Noticias

Enjambres de Zancudos Invadieron Valle Dorado

Suspenden deportación de Rómulo Avelica de San Juan de Abajo

Uber, una aplicación fuera de la ley del transporte público

Desde que Uber, el imperio de transporte privado más grande del mundo, entró a México hace casi tres años, se las ha visto negras en distintas entidades del país. De la Ciudad de México, contra el poderoso sindicato de taxistas, cuyos conductores a veces sufren de una violencia indiscriminada.

La polémica radica en que el esquema de la transnacional es injusto, porque los taxis en México están altamente regulados. Pagan mucho por la licencia de sus placas, son escrutinados a veces en exceso antes de conducir. Y su paga no siempre es la mejor. La otra realidad latente es que un segmento de la población dejó de utilizar el servicio de taxi convencional porque vivimos en la era en que un par de clics pueden traernos un coche a la puerta de una forma muy eficiente. Existen, por otro lado, puntos reales determinantes por los que Uber se brinca todo el proceso que los taxistas se esfuerzan por cumplir.

Desde el mismo momento en que cobran el servicio con tarjeta de crédito o de débito a través de una aplicación vía Facebook, ya están violentando la ley de vialidad y transporte en el estado de Nayarit, ya que usan las redes sociales para hacer negocio de transporte público y con ello perjudican a los miles de taxistas que tienen una concesión, o permiso de taxi, por el que pagan cada año impuestos y dicha concesión, cosa que no hacen los de las Uber quienes muy campantes “levantan pasaje” en donde se les pega la gana, por tal razón no quisiera pensar que en las altas esferas del gobierno alguien está recibiendo “mochadas” y permiten que particulares hagan servicio de taxi sin que los detengan, sancionen y manden vehículos al corralón, pero no se encuentren un taxi “pirata” porque se los llevan no nada más al corralón, hasta se los quieren llevar a la cárcel.

A los taxistas se los quieren llevar al baile al permitir que gente que ni siquiera son locales, ya que hasta extranjeros hacen el servicio público sin que nadie les diga nada, que los agentes de tránsito estatales se tienen que hacer “de la vista gorda” porque alguno de sus jefes les dice que “se crucen de manos” cuando autos particulares con placas de Jalisco, del Estado de México, de la ciudad de México, de Guerrero y hasta de Nayarit recogen pasajeros cuando les ordenan mediante mensajes de texto vía whatSap en donde y a quién recoger para llevarlos como si fueran taxi, y eso está tipificado como un delito y que debe ser sancionado. Estos son fragmentos de una amplia entrevista realizada al líder de la Acaspen en Nayarit y Bahía de Banderas, Raúl de los Santos Palomera, misma que pronto vamos a publicarla.

Ya que el líder de los taxistas de la zona hotelera se manifestó en contra de que los Uber trabajen libremente sin permisos de la Secretaría de Vialidad y Transporte de Nayarit, que el gobierno del estado se aplique para exigirle a los taxistas de Bahía de Banderas tengan correctos sus papeles y que sus placas de circulación sean exclusivas para el servicio público de pasajeros, mientras que a los de las Uber hagan servicio de pasaje con placas particulares y hasta de otros estados, y que ahora nosotros (los taxistas) tenemos que defender nuestra fuente de trabajo, en donde miles de familias viven, pagan impuestos y sufren de las inclemencias del tiempo y no podemos cerrar los ojos que gente de otros lados vengan y les quiten el trabajo con la complicidad de los gobiernos estatales.

Por cierto la defensa de los Uber y el amparo que la justicia federal les dio no aplica debido a que no es definitivo, que cada uno de los estados debe aplicar sus propias leyes, por tal razón en Jalisco, el próximo 18 de este mes el gobierno de Jalisco y los Uber estarán entablando un litigio al respecto, ya que en ese estado también se entregan concesiones para el servicio público de pasajeros, no aplica la liberación del transporte, pues es sólo para el servicio público federal, en este caso autobuses y transportes que circulen en caminos federales, nada que ver con las Uber que ya se metieron a las ciudades en donde se otorgan permisos exclusivos para el servicio público de pasajeros ya que son caminos estatales o municipales, nada que ver con lo federal.

Tiene mucha razón Raúl de los Santos en defender a su gremio del ataque de las aplicaciones de Uber ya que decenas de choferes de taxis se mantienen detrás del volante con la esperanza e ilusión de obtener una concesión para tener su propio taxi, y de la noche a la mañana llegan algunos que se pasan de listos y que tienen dinero para comprar vehículos nuevos, algunos hasta de lujo y simplemente registrarse en la aplicación Uber para hacer el servicio de taxi, pensando seguramente que nadie les va a decir algo y que los derechos de los que están detrás del volante pisotearlos de manera impune y hasta violenta, razón por la que los taxistas están en todo su derecho de defender lo que durante tantos años les ha costado mantener, evitar que improvisados les quiten ese patrimonio familiar, se deben aplicar las leyes estatales como debe ser, que se dejen de cosas y comiencen a sancionar de manera ejemplar a esos Uber que realizan el trabajo que por ley está concesionado a los taxistas en este caso de Nayarit, que comiencen a detener los vehículos, llevárselos al corralón, detener a los choferes y aplicar esas medidas coercitivas económicas tal y como lo previene la ley del estado de Nayarit, y si en alguno de los casos se encuentran a alguno de los funcionarios “haciendo negocio privado” deben ser sancionados de manera ejemplar, de otra manera ya no habrá bloqueos, se llegará a el uso de la violencia que no debe llegar si se aplica la ley de vialidad y transporte del estado de Nayarit o esperan que se quemen unidades de las Uber, o que se lleguen los conatos de violencia, ya que unos se defienden (los Taxistas) y otros atacan invadiendo el servicio público (Uber), la decisión definitiva está en manos del gobierno del estado que andan medrosos de aplicar la ley de una manera tajante, aunque se enoje, quien tenga que enojarse.

En unidad, el PRI es invencible y ganará las elecciones de 2018: Enrique Ochoa Reza

Por Incremento de Robos en San Pancho Reactivarán Programa Vecino Vigilante

·

Login Form