La Opinión de Bahía

De Interés

Revisar el Pasado Exitoso de Nayarit para Impulsar el Desarrollo Económico del Estado: Raúl Mejía

 

"Hay 37 mil desempleados en Nayarit. Hay 532 mil empleados, de los cuales, 48 mil no reciben salario, 90 mil reciben menos de un salario mínimo, hay 127 mil trabajadores que reciben menos de dos salarios mínimos.  Hay 656 mil que no tienen seguridad social. 196 mil no tienen servicios de salud, 291 mil tienen alimentación insuficiente y 185 mil habitan en viviendas sin servicios básicos “eso es la tragedia que tenemos los nayaritas que no hemos podido resolver; el ingreso de los trabajadores” Raúl Mejía

 

Paty Aguilar/La Opinión

 

Realidades y perspectivas económicas del estado de Nayarit, fue el tenor de la conferencia que el licenciado, Raúl Mejía, fuerte aspirante a la gubernatura del estado, ofreció en el salón el Centenario, de la comunidad de Mezcales este sábado 16 de abril 2016, con el tema “Diálogos por el Estado que Queremos” que tuvo la finalidad de conocer el pasado para juntos proyectar el futuro de Nayarit sobre la base del desarrollo económico que en estos momentos y desde hace varios sexenios está estancado lo que ha generado una mala calidad de vida de los nayaritas que tienen el privilegio de medio vivir en una de las zonas naturales más privilegiadas de México, lo que quedó muy claro para los presentes que salieron del recinto con un buen sabor de boca.

Con una gran trayectoria en el servicio público, en la política y la docencia, Raúl Mejía, doctorado en Economía y Administración Pública, ofreció una semblanza del estado, desde antes de su constitución hasta nuestros días en el marco de la celebración, el próximo año, de la celebración del centenario de Nayarit conformado como estado en 1917 como los plasma nuestra Constitución, incluso de manera especial, puesto que es el único estado que de manera independiente se establece como tal.

En su exposición, Raúl Mejía, ex presidente municipal de Tepic, durante el trienio 1993/1996, además diputado local y posteriormente diputado federal, que en tribuna argumentó lo necesario para lograr la homologación del horario de Bahía de Banderas con Puerto Vallarta, detalló paso a paso y con mucha claridad el pasado histórico de Nayarit, desde su constitución como estado, su inestabilidad política de los primeros años y posteriormente su encumbramiento como uno de los estados más productivos del país en sus años de gloria que empezaron a decaer a finales de los años 70´s hasta nuestros días. Raúl Mejía, también ex Senador de Republica, reiteró repetidamente que Nayarit debe regresar de urgencia a practicar política de la buena, de la que sirve para resolver problemas.

Los resultados que se están teniendo en estos momentos en Nayarit, no son resultados satisfactorios para todos “a lo mejor para poquitos están muy bien, pero para la mayoría de los nayaritas, no nos encontramos bien, cuando tenemos un potencial tan grande como estado, cuando vemos que Bahía de Banderas es uno de los municipios que tiene más potencial en todo el país, tiene un horizonte que verdaderamente es envidiable y sin embargo, no nos sentimos bien porque el 50 por ciento de la población de Bahía de Banderas, no está bien, no se encuentra en buenas condiciones. Por eso, cada pensamos en Bahía de Banderas, cada pensamos en Nayarit, nos preguntamos ¿qué tenemos que hacer para estar mejor?” Así empezó la exposición de los cien años de Nayarit como estado libre y soberano.

Expuso que luego de la constitución de Nayarit como estado, de 1917 a 1932, pasó el estado de ser una región rural a empezar a construir los centros urbanos, entre ellos Tepic, para avanzar de una sociedad rural a una sociedad urbana. Se avanzó también de latifundios prósperos al reparto agrario de las 72 haciendas que tenían prácticamente el 75 por ciento del territorio del estado y que estaban en manos de 7 familias que controlaban las minas, la industria, la agricultura, todos los negocios, estas familias controlaban toda esta riqueza.

En este tiempo, dijo, hubo inestabilidad política, cada 6 meses se estrenaba gobernador porque lo quitaba, lo hacía que huyera, renunciaba, lo golpeaban, así no se podía planear el futuro del estado porque cada 6 meses se reinventaba. Sin embargo, había en Tepic una tradición productiva, se generaba ingreso, había fábricas grandes, textileras, que ya se quisieran ahora, porque generaban muchos empleos en Nayarit. Señaló que si se hubiera continuado con ese dinamismo, hoy se tuvieran más industrias, mejor desarrollo, pero se abandonó lo importante; la productividad y la producción y se generaron condiciones que ahora se lamentan, porque ahora lo que falta es empleo.

De 1971 a 1990 empezó una etapa de impulso a las actividades económicas, se construyeron carreteras, como la de Tepic a Puerto Vallarta, la empresa Tabamex, se consolidó la Universidad Autónoma de Nayarit, se crea el FIBBA para darle impulso turístico a esta región con tierras que se expropiaron en asociación con ejidatarios que hora está presente en Bahía de Banderas. Se genera el Plan Huicot para apoyar las etnias del estado; Huicholes, Coras, Tepehuanos y se generó la idea de hacer la ciudad industrial en Tepic para hacer valor agregado, pero se convirtió en un fraccionamiento que hoy se lamenta al perder esa oportunidad. Se creó también el Instituto Tecnológico de Tepic y los jóvenes empiezan a prepararse, ya no tenían que irse a otros estados a estudiar.

De 1991 al 2015, la industria manufacturera empieza otra vez a deteriorarse, se estanca el sector servicios, ya no se agregó valor, simplemente se tenía el proceso urbanístico que llevó al comercio, los servicios y se olvidó la industria, las actividades productivas que generaban valor y que daban la posibilidad de recuperar el valor productivo que era lo que a Nayarit lo hacía grande en aquellos tiempos.

Se eliminó la agricultura de contrato que se tenía con el tabaco y otros cultivos, se deja al aire libre todos los apoyos financieros de crédito, los precios de garantía se terminan y la agricultura se empieza a deprimir y no se tuvo la capacidad y elasticidad para generar lo que se necesitaba con la apertura del libre comercio para generar inversiones productivas que garantizaran mayores niveles de exportación y de buenos precios para los productores.

El producto interno de Nayarit, crece por debajo de la media nacional, esto significa, explicó, que en Nayarit se va lento, que no se avanza en comparación con otros estados que ya tienen resuelto su problema de empleo para los próximos 10 años “nosotros no sabemos qué vamos a hacer el próximo año. Las ocurrencias, la improvisación, nos han estado llevando a que no generemos los empleos que necesitamos. Baja inversión, tanto pública como privada, la privada no se inventiva, la pública no llega como quisiéramos y hoy más que nunca, decimos que necesitamos inversión para qué? Para resolver el problema que tenemos de 37 mil desempleados en Nayarit en este momento, para resolver que cada año se nos van 6500 jóvenes hacia Estados Unidos y cuando están allá regresan nada más la mitad porque encontraron mejores oportunidades”.

Hay 532 mil empleados, de los cuales, 48 mil no reciben salario, 90 mil reciben menos de un salario mínimo, hay 127 mil trabajadores que reciben menos de dos salarios mínimos, apenas sobreviven. Hay 656 mil que no tienen seguridad social. 196 mil no tienen servicios de salud, 291 mil, tienen alimentación insuficiente y 185 mil habitan en viviendas sin servicios básicos “eso es la tragedia que tenemos los nayaritas que no hemos podido resolver, el ingreso de los trabajadores”.

¿Qué tenemos que hacer con este diagnóstico? “tenemos que resolver los problemas de fondo, los problemas estructurales que nos hemos planteado en Nayarit y que no se resuelven. Se debe hacer un proyecto de futuro, porque si tenemos tanto potencial, si ya tenemos jóvenes preparados, si tenemos familias donde hay personas que se han calificado, que tienen conocimientos, que tienen grandes posibilidades, porque se nos van y porqué aquí no les damos los empleos que necesitan, por ello se debe definir un rumbo para dar mayor dinamismo a la economía. El problema de los nayaritas es económico y tenemos que pensar lo que nos dedicamos a las actividades públicas que el asunto económico es prioritario, no es un asunto que debemos dejarlo al ahí se va, es un asunto serio, emergente, que tenemos que actuar con responsabilidad.

Finalmente, sentenció “todo aquello que los gobernantes hagan que no vaya enfocado a mejorar la productividad y la producción en Nayarit, es demagogia, eso no sirve, esa política no sirve, esa política nos lastima, nos duele. Nos da coraje que hagan política y que no resuelvan los problemas. La política la inventamos los seres humanos para resolver problemas” concluyó no sin antes de hacer hincapié en que la política que conduce a la simulación, la mentira, al engaño y la demagogia, es una política que los nayaritas no la quieren.

Miren, dijo finalmente “cuando más necesitamos de la política, más cansados estamos de la política porque hay gobernantes que han deteriorado la política. Cuando decimos que hartazgo tengo de la política, lo decimos porque hay políticos que se metieron  a hacer negocios, hay políticos que hacen de la política, usufructos personales, hay políticos que no son ni honestos, ni eficientes, muchos menos resuelven los problemas, por eso yo quiero que hagamos política que nos mejore a todos”.

 

Login Form