Luis Carlos Tejeda/La Opinión

 

Personal de La Fiscalía General del Estado acudieron a un coto residencial de la zona de Flamingos, junto con el agente del Ministerio Público, a dar fe del cuerpo sin vida de una extranjera a la que dicen que encontraron al interior de su domicilio en estado putrefacto. Sobre los hechos se sabe que los agentes de Seguridad Privada de la zona residencial “Flamingos”, solicitaron de manera hermética la presencia de los policías, ya que según les habían informado que al interior de una casa estaba el cuerpo sin vida de una anciana, de la que se supo de buena fuente que esta ya presentaba avanzado estado de descomposición. Por tal motivo los policías municipales acudieron a atender el reporte, esto luego de que les ordenaron de su base que se acercaran a verificar si era verdad lo antes mencionado, arribando una unidad radio patrulla con dos elementos a bordo, los cuales se entrevistaron con los agentes privados, quienes los llevaron a una lujosa residencia en donde al asomarse descubrieron que efectivamente ahí había un cadáver putrefacto en muy avanzado estado de descomposición, por lo que de inmediato acordonaron el área y dieron aviso a la autoridad correspondiente.

Al lugar llegaron minutos más tarde, el médico legista, los peritos y los elementos de La Agencia Estatal de Investigaciones, junto con el agente del Ministerio Público, adscritos a La Fiscalía General del Estado, los cuales al descubrir la macabra escena procedieron a tomar nota y a realizar algunas investigaciones para luego proceder a recoger los indicios y después solicitar la presencia del personal de una funeraria para que levantaran el cuerpo sin vida, de quien se dijo que pertenecía a una persona del sexo masculino de unos 77 años de edad, de origen extranjero, quien fuera identificada con el nombre de Judith Ann Nord, misma que fue llevada al anfiteatro de la funeraria Eternity, en donde le practicarían la necropsia de ley para saber las causas de su muerte.

 Luego darían aviso al consulado para que realizara los trámites correspondientes para que el cuerpo fuera trasladado a su lugar de origen, aunque el personal de La Fiscalía no dio mayores detalles sobre el caso, se supo de manera extraoficial que la occisa fue identificada ante el agente del Ministerio Público, por una persona del sexo masculino de nombre Michael Anton Nord, quien dijo ser su familiar, quien luego de tramitar la documentación necesaria hizo el reclamo del cadáver que fue llevado a darle cristiana sepultura.