La Opinión de Bahía

Contralínea

 

Por Francisco Javier Villa

 

El de adelante corre mucho, el de atrás se quedará

 

Ayer comentábamos que en el partido tricolor la lucha es encarnizada, en donde tres aspiran ser el relevo de Roberto Sandoval, pero también en la posible alianza PAN/PRD/PT dos están como gallitos de pelea, uno de ellos hijo del contador público Antonio Echevarría Domínguez, aquel que le quitó lo invicto al PRI en elecciones locales, pero que desafortunadamente no fue el gobernador que tanto necesitaba Nayarit después de la debacle que dejara Rigoberto Ochoa Zaragoza, ahora, años después Antonio Echevarría García, hijo de la Senadora Martha Elena García Gómez, busca llegar a la candidatura que pudiera darle a esa familia otro gobernador.

Antonio Echevarría García, no es el político que se mueve por todos lados, su fuerte ha sido desde hace mucho tiempo charro y administrador de “El Quevedeño”, rancho que ha ganado tantos torneos como años tiene el vástago de “El Tigre Toño”, su fuerza política se encuentra en la zona centro de Nayarit, tanto como en Santiago Ixcluintla, pero en la zona norte, a pesar de que el PRD tiene mucha presencia, necesitará unir grupos y líderes que no están conformes con el manejo de las candidaturas anteriores, pero la gran debilidad, a pesar de los grandes esfuerzos de Martha Elena García que ha mantenido presencia con muchos apoyos a la gente y una pequeña estructura en donde la figura que se mueve es la del ex candidato a Regidor por la demarcación 7, “Pepe” Castañeda, no es suficiente para que Echevarría García diga que pudiera alcanzar los votos necesarios para aspirar ganar la zona sur del estado en donde se encuentra Bahía de Banderas, aunque a su favor vemos que la figura y la gran estructura política de Héctor Paniagua Salazar, si es que lo convencen que se les una como apoyo, pudiera pensarse que las cosas pudieran darse a favor de la posible alianza de partidos en el ya cercano 2017.

En la otra esquina, haciendo un buen trabajo como alcalde de Tepic se observa la figura del  doctor Leopoldo Domínguez, pariente por cierto de Antonio Echevarría, que en las pasadas elecciones le dio “una arrastrada” al PRI y que ahora enfrenta una ofensiva de aquellos que no quieren verlo como candidato de la posible alianza de partidos, los que conocen de política manifiestan que el alcalde de la capital cora sería de verdad un buen contrincante para cualquiera, pero como les comento líneas arriba, todo implica el sacrificio de su pariente para que se salga del camino con rumbo a la candidatura a gobernador.

Para “Polo” Domínguez el apoyo del poco perredismo que existe en Bahía de Banderas y que convenzan a los “paniaguistas” de que lo respalden, pudiera ser factor de poder pensar en que lograrían la hazaña de volver a derrotar al PRI.

En donde no vemos movimiento alguno, es en el Movimiento Ciudadano, ya que Adrián Guerra Padilla y su grupo político, se mueven de lo más discreto y que muchos observan sus constantes reuniones con Hilario Ramírez Villanueva, mejor conocido como “Layín” y que pudiera ser ungido por los naranjas para evitar buscar las miles de firmas que lo llevan a una candidatura independiente, pero por mientras son simples especulaciones ya que Dante Delgado Renauro, el dueño del MC se dice que tiene compromisos con el actual gobernador y él (Roberto Sandoval) pudiera impedir que los del Movimiento Ciudadano se le salgan del Huacal.

Pero mejor hablemos de otras cosas, como ese operativo vial que ayer observamos por caminos de Bahía de Banderas, en donde agentes, patrulleros, grúas y hasta apoyo de tránsito municipal, en donde están deteniendo vehículos que portan placas vencidas, algunas desde hace más de doce años, con este operativo, a pesar de que faltan unos días para que se venza el plazo para pagar placas, refrendos, tenencias y tarjeta de circulación, a los de tránsito estatal se les ven de lo más trabajadores.

Vimos como en el área de la gasolinera de San Vicente y con motociclistas agentes detenían a todo aquel vehículo que no habían regularizado su documentación, los subían a las grúas y se los llevaban al corralón, en donde podrán salir en el momento mismo que paguen los trámites, aparte de la grúa y el corralón, muchos de estos carros no valen ni el costo de las placas, mucho menos multas, y rezagos, y ni que decir de la tenencia de tantos años que dejaron de cubrir, con decirles que aquellos que decían que no iban a pagar, se arriesgaron a ser detenidos y pensar en que ya no volverán a manejarlo, pues será más barato comprar otro, que pagar el adeudo.

Login Form