Cocodrilo Americano o de Río que habita en Bahía de Banderas Podría ya no ser una Especie Protegida

Hoy en 23 de agosto Día del Cocodrilo. “Nuestros esteros, y el río están plagados de estos ejemplares que bien controlados no estamos muy lejos de que se pueda abrir proyecto sustentable sobre eco-turismo o un parque eco-turístico en alguna de nuestras barras del municipio y detonar en el turismo extremo o eco-turismo, así como de proyectos de caza deportiva donde se aproveche la carne y la piel” biólogo, Luis Antonio Valdovinos Jacobo, de Lázaro Cárdenas, Michoacán, ante la reproducción masiva de cocodrilo en ese municipio. 

Por Paty Aguilar

Hoy 23 de agosto 2019 es Día Nacional del Cocodrilo en México. Nuestro país alberga 3 de las 23 especies de ese reptil que se conocen hasta la fecha en todo el mundo. Bahía de Banderas, Nayarit, es zona de cocodrilos que se conocen como de río o americanos y en los últimos años su población ha aumentado aunque no hay cifras oficiales al respecto desde hace como 12 años que precisamente durante la primera administración del actual alcalde, Jaime Cuevas Tello, desde la unidad de Protección Civil y Bomberos se llevó a cabo un trabajo de investigación y monitoreo de los cocodrilos que habitaban en aquel entonces en los esteros y Río Ameca, no pasaban entonces de más de 40 ejemplares entre adultos, jóvenes y recién nacidos, según trabajo realizado por el biólogo, Armando Esquivel; hoy no se tiene, todavía, el dato actualizado.

En esta semana que termina en Bahía de Banderas, llamó la atención una persona que en distintos lugares del municipio ofreció en venta un cocodrilo pequeño lo que generó diversos comentarios al respecto, pero sobre todo pedían que interviniera la PROFEPA o bien la autoridad municipal para que se decomisara el ejemplar y regresarlo a su hábitat, pero al parecer no hubo respuesta.

Esta especie de cocodrilo de río que se distribuye desde la costa del Pacífico (Sinaloa a Chiapas) y la península de Yucatán en México, hasta Perú, Venezuela, Florida y el Caribe, se encuentra en la lista de animales protegidos en México en la categoría de Pr igual a -Sujeta a Protección Especial en la NOM-059-SEMARNAT-2010-. Como Vulnerable en la Lista Roja de la IUCN (2012), en peligro de extinción en la ESA de los Estados Unidos (2007) y en el Apéndice I de la CITES (1981), lo cual restringe el comercio internacional de individuos extraídos del medio silvestre.

Pero resulta que el pasado mes de septiembre 2018 se presentó una iniciativa de modificación de esta lista en la cual las tres especies de cocodrilos que habitan en México quedaron fuera, esto derivado de que al estar en reproducción continua luego de la veda que se anuncio desde 1970 el número de ejemplares aumentó significativamente, así que el año pasado se presentó esta iniciativa ante el congreso federal pero no hay información al respecto de que haya sido publicado en el diario oficial de la federación, mientras tanto, esa norma del 2010, podría seguir vigente por lo que podría tratarse de una venta clandestina.

Por otra parte, y a propósito de la celebración de este Día del Cocodrilo 2019 que, en Bahía de Banderas, Nayarit y Puerto Vallarta, Jalisco, pasó desapercibida, en la búsqueda de información al respecto en el Internet, encontré una nota periodística de Lázaro Cárdenas, Michoacán, firmada por Baltazar Sánchez Huerta, en la cual en opinión del biólogo, biólogo Luis Antonio Valdovinos Jacobo,  derivado de que en ese municipio la reproducción del cocodrilo de río se ha visto en constante aumento explicó “Nuestros esteros, y el rio están plagados de estos ejemplares que bien controlados no estamos muy lejos de que se pueda abrir proyecto sustentable sobre eco-turismo o un parque eco-turístico en alguna de nuestras barras del municipio y detonar en el turismo extremo o eco-turismo, así como de proyectos de caza deportiva donde se aproveche la carne y la piel.”

En Bahía de Banderas, Nayarit, podría pasar que, en los próximos años, de seguir la reproducción de cocodrilos como parece va en aumento, se plantee esta posibilidad que, de entrada, no parece ser bien vista y sobre todo lo del aprovechamiento de la carne y la piel de estos ejemplares, aunque puede ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *