Ambientalistas ponen en duda la capacidad intelectual de la administración actual de Bahía de Banderas

Alianza de la Costa Verde

El pasado fin de semana, en una reunión virtual a través de la plataforma ZOOM, ambientalistas de la región pusieron en duda la capacidad intelectual de la actual administración del Municipio de Bahía de Banderas de realmente entender las amenazas del CAMBIO CLIMÁTICO, a las que está expuesto el municipio.

Por Bahía de Banderas ser un municipio extremamente expuesto a las amenazas por el Cambio Climático, se requiere que la administración municipal desarrolle una visión más allá de su mandato.

La “in-actuación” del actual alcalde ante los riesgos claramente definidos es especialmente preocupante por su trayectoria negra en la materia.

Motivo de la preocupación de los ambientalistas fue la información sobre la instalación de sesión permanente del Consejo Municipal de Protección Civil, en donde el alcalde se “auto-elogió” de una inversión histórica de 67 millones de pesos para limpieza y desazolve en drenes, canales y bocas de tormenta.

Aunque la ocasión concreta de esta sesión del Consejo fue la discusión del pronóstico oficial de Huracanes de SEMAR, CONAGUA y el Servicio Meteorológico Nacional, que señalan hasta 18 fenómenos hidro-metereólogicos en el litoral mexicano del Océano Pacífico, los grupos ambientalistas de la región se mostraron desilusionados por la apatía de la administración de Jaime Cuevas ante las amenazas del  CAMBIO CLIMÁTICO para toda zona costera de nuestro municipio.

Marielza Izurieta, Presidenta de la Asociación Mujeres Unidas por Bahía de Banderas: “Un solo taller, impulsado y facilitado por consultores de la GIZ (Agencia de Cooperación Alemana /Mexicana) como parte del  Programa Municipal de Cambio Climático (PMCC), financiada por la Unión Europea, … en donde solamente participaron funcionarios de escritorio del ayuntamiento, inclusive del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), no cambiará absolutamente nada.                          

No fueron invitados miembros de la Sociedad Civil de la región, ni los universitarios, que tienen íntimos conocimientos todos los rincones del municipio y de sus vulnerabilidades ante la amenaza del Cambio Climático”.

El CAMBIO CLIMÁTICO es más mortal que el coronavirus.

En el proyecto para el nuevo Plan de Desarrollo Urbano de Bahía de Banderas se busca en balde un PLAN de ACCION para combatir la amenaza  por el CAMBIO CLIMÁTICO.  En su parte DIAGNÓSTICO el nuevo plan trata la amenaza por el CAMBIO CLIMÁTICO como si fuera un asunto ajeno al ámbito del estudio, … algo como una amenaza  “teórica”.

Dentro del increíble número de los inoperables 62 OBJETIVOS, 90 METAS y 60 POLÍTICAS hay una sola mención del tema.

En los (supuestos) PROYECTOS ESTRATÉGICOS el tema NO aparece.

Indalecio Sánchez Rodríguez de la ALIANZA de la Costa Verde afirmó: “Una verdadera previsión de riesgos ante las amenazas del CAMBIO CLIMÁTICO requiere un proyecto que establezca un marco de referencia para desarrollar capacidades de adaptación frente al CAMBIO CLIMÁTICO con el cual se pudiera reducir la vulnerabilidad de la región y mejorar la sustentabilidad del desarrollo urbano en el municipio”.

Lo primero que se tiene que hacer es declarar la EMERGENCIA CLIMÁTICA para el municipio ante la amenaza del COLAPSO CLIMÁTICO, con la posibilidad de inundaciones por marea de tormenta de 5-7 m tierra adentro, inundaciones por lluvias y desbordamiento de ríos, aumento de la temperatura media anual desde hasta 2.5 C y disminución de lluvias de hasta 18%, con alto grado de incertidumbre.

Lo que sigue: Elaborar a corto plazo un PAC (Plan de Acción Climática – PAC- de Bahía de Banderas), un PLAN detallado de MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y ADAPTACIÓN para la región.

Sánchez Rodríguez: “Se trata de establecer corredores biológicos; considerar una elevación del mar como base para la construcción de infraestructura costera y de asentamientos humanos; preservar y fortalecer las funciones de amortiguamiento que existen en las cuencas; diseñar un programa para el ordenamiento de los acuíferos y favorecer la recarga hídrica; aplicar técnicas de tratamiento de agua adaptadas a las nuevas condiciones climáticas; fortalecer instrumentos de veda temporal de áreas naturales protegidas y del pago de servicios, … entre otros.”

La administración pública de Bahía de Banderas piensa que no tiene nada que ver con el CAMBIO CLIMÁTICO.

Esta bien que la administración actual del Municipio está  ocupada con ideas de cómo se puede reactivar la economía “post-covid” para satisfacer las exigencias de los empresarios turísticos y las necesidades diarias de muchos de los pobladores que dependen del turismo.

Sin embargo, por ser un municipio extremamente expuesto a las amenazas por el Cambio Climático, también se requiere que la administración municipal al mismo tiempo desarrolle una visión más allá de su mandato.

La “in-actuación” del actual alcalde ante los riesgos claramente definidos es especialmente preocupante por su trayectoria negra en la materia.

La administración pública del municipio nuevamente falta en su obligación primordial: PROTEGER A SU POBLACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *