Los misteriosos “Polos de Desarrollo” del Tren Maya de FONATUR.

En su Manifestación de Impacto Ambiental (Tramos 1, 2, 3) FONATUR los rebautizo como “COMUNIDADES SUSTENTABLES”.

El análisis de este tipo de proyectos al nivel mundial revela que: Fueron la estrategia específica del desarrollismo para transformar regiones enteras y expandir en ellas los conceptos plenamente capitalistas.

La gran pregunta es si eso queremos para el sureste del país.

Según el Secretario de la SEMARNAT, máxima institución ambiental del país, esta está “obligada” a aprobar la Manifestación del  Impacto Ambiental del TREN MAYA.

Alianza de la Costa Verde

Los “Polos de Desarrollo”, ahora ”COMUNIDADES SUSTENABLES”.

El concepto de polos de desarrollo (poles de croissance) es introducido en 1955 por François Perroux, un economista francés, quien propuso dicha concepción después de la Segunda Guerra Mundial.

Perroux piensa asimismo que las innovaciones empresariales constituyen el principal factor determinante del progreso económico. Sostiene, como Schumpeter, que la mayoría de las actividades innovadoras se desarrollan en las grandes unidades económicas, que pueden dominar el medio que las rodea en el sentido de que ejercen influencias irreversibles.

Pero más allá de saber quién creo, en qué contexto y el significado de los polos de desarrollo, es fundamental conocer cuáles fueron algunos de sus resultados, ya que esta estrategia de desarrollo se implementó en diversos países.

Sobre este punto, autores como Gonzalo Pérez estudiaron los resultados de los polos de desarrollo en varias partes del mundo, entre ellos en Argentina (Chubut), Brasil (Zona Franca de Manaos) y España (Huelva, Andalucía; Vitoria, Álava, País Vasco; Asturias; Galicia), llegando a las siguientes conclusiones:

En todos los casos, los territorios fueron transformados de “manera vertiginosa e irreversible”. Además, “la instalación de polos generó un acelerado proceso de expansión capitalista, consolidando dinámicas de proletarización, urbanización y pérdida de pequeñas propiedades. Las relaciones sociales pre-capitalistas, que con distinta intensidad existían en esas regiones, fueron arrasadas por la oleada desarrollista” indica Pérez. “Los polos fueron generadores de un salto cualitativo en las dinámicas expropiatorias sobre los territorios intervenidos”.

Los Polos de Desarrollo (Resultados a partir de experiencias en el mundo)

–        Concentración de población en los centros urbanos industrializados

–        Los polos de desarrollo funcionaron como aspiradoras de la población sobrante o latente que habitaba en regiones rurales, con pequeñas  propiedades o trabajo precario, que se convirtieron en obreros industriales asalariados y urbanizados

–        Vaciamiento de los entornos rurales

–        Las pequeñas propiedades se hacían inviables ante la presión de los productos traídos por el mercado en expansión

–        La oferta de puestos de trabajo industriales-urbanos funcionó como estímulo para el abandono de los minifundios

–        Se produjo un crecimiento de las grandes propiedades, con significativos procesos de concentración y privatización de las tierras

–        Concentración de tierras en el ámbito rural

–        Se produjo una sangría de las pequeñas y medianas empresas en función del crecimiento de las grandes.

La gran pregunta es si eso queremos para el Sureste del país.

La propia Manifestación de Impacto Ambiental, Tramos 1, 2, 3, de FONATUR  establece que los polos de desarrollo han generado serias desigualdades: “El modelo de desarrollo centrado en las ciudades como polos de desarrollo atractivos al turismo, el abandono de la actividad agropecuaria familiar y el tránsito hacia una agricultura comercial, el cambio en el patrón de cultivos y la migración del campo a la ciudad han provocado que bajo un crecimiento desordenado, la población local, principalmente de origen Maya, no ha sido considerada como beneficiaria principal de las políticas públicas desde sus necesidades, perpetuándolas en condiciones de pobreza que aún las mantiene en la periferia de la planificación social y profundiza sus desigualdades”.

Esta afirmación, que se encuentra en dos ocasiones (de manera textual) a lo largo de la MIA, parece ser una hipótesis de investigación frente al Proyecto TREN MAYA.

Es decir, lo que ha ocurrido en otros espacios con la teoría de la polarización, podría ocurrir con este proyecto.

Lo cual pondría en duda las supuestas “COMUNIDADES SUSTENTABLES”, concepción que “sustituyó” a los “Polos de Desarrollo”, porque el futuro para una inmensa mayoría de los habitantes de la península, al transformarse su territorio, no está garantizado en el sentido del vivir bien (1).

Según el Secretario de la SEMARNAT, máxima institución ambiental del país, esta está “obligada” a aprobar la Manifestación del  Impacto Ambiental del TREN MAYA.

Víctor M. Toledo, la aprobó “ex antes”.

Duele ver como Toledo, científico e investigador muy reconocido – que al inicio de su nombramiento como titular de la institución encargada de la protección del medio ambiente nos compartió su visión excelente sobre la importancia de la protección del medio ambiente de nuestro país – ahora servilmente sigue las órdenes de “su gran muftí”.

AMLO:“El Tren va, … llueve, truene o relampaguee”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *